Rezagado, Japón quiere subirse a la TV digital

Economía

En una 4x4, el ministro Julio De Vido recibió ayer una demostración práctica de cómo la norma de televisión japonesa ISDB-T permite la recepción de imágenes en celulares, y en movimiento: en el pequeño display de un teléfono portátil estuvo viendo una parte del noticiero de «Canal 9», acompañado por el embajador del Japón, Shinya Nagai.

Ayer, justamente, una representación de esa norma completó tardíamente la rueda de demostraciones de las bondades de sus características técnicas ante De Vido y el secretario de Comunicaciones, Lisandro Salas. Las pruebas se hicieron en la sede de NEC en Puerto Madero, la principal empresa impulsora de la norma japonesa. Además de los funcionarios, el embajador de Japón y el presidente de NEC Argentina, Carlos Martinganeli, asistieron a la reunión el consejero de la embajada, Tadayoshi Mochizuki, y dos técnicos chilenos que deben recomendar qué norma seguir a la presidenta Michelle Bachelet.

Japón, cuya norma fue adoptada por Brasil a mediados de este año, hizo hincapié -en palabras de Mochizuki-en que ISDB-T es no sólo el sistema más reciente y más ágil tecnológicamente, sino que, además, asegurará recepción gratuita a los celulares gracias a su sistema de partición de banda en 13 segmentos (lo que lo diferencia de los europeos, donde habría que pagar para recibir señal en celulares, y los norteamericanos, que no prevén, al menos en los primeros años, transmisión a la telefonía).

  • Reflejo

    «La norma japonesa tiene 50% de posibilidades de ser la elegida, porque la de Estados Unidos está fuera de la discusión por ser antigua y no tener movilidad», dijo Martinganeli en la reunión. Agregó que si se adoptara esa norma, en seis meses se vería «el primer reflejo de la inversión extra» que harán las empresas. «Sólo para el nuevo negocio digital se crearán 300 nuevos puestos de trabajo», pronosticó.

    Al término del encuentro, De Vido y Salas fueron transportados hacia sus oficinas en la 4x4 puesta por la embajada japonesa, para que pudieran comprobar cómo funcionaba el sistema en celulares. «El gobierno priorizará la democratización de la información y la movilidad», dijo De Vido al cabo de la reunión. «Vemos la mejora de la calidad de vida de la población que permitirá la televisión digital», agregó, aunque luego volvió a insistir, como hizo la semana anterior luego de la demostración de la norma norteamericana ATSC, que el gobierno se tomará «tiempo, sin ansiedad y con la paciencia que sea necesaria», descartando otra vez que la elección oficial de la norma vaya a producirse antes de fin de año.

    La comisión de televisión digital que encabeza Salas será la que «aconsejará al gobierno sobre qué norma adoptar», agregó De Vido. El mercado, desde hace varias semanas, se mueve con la hipótesis de que el gobierno ya se ha inclinado por la norma europea DVB, aunque postergarían el anuncio para después de las vacaciones.
  • Dejá tu comentario