Se frenó caída del dólar: cerró a $ 2,83

Economía

Si se mira el monto de negocios, la sensación es que el mercado prolongó ayer sus vacaciones. En bonos, acciones y dólares lo negociado fue hasta 50% inferior al miércoles, último día hábil de la semana pasada. La diferencia más notable fue que el dólar quedó más firme de lo que los analistas presumieron durante el fin de semana. A pesar de que se mantuvo en el mismo precio del miércoles, hay más compradores y el Banco Nación, a cargo de Felisa Miceli, colaboró con el Central para impedir otra baja del dólar, al comprar u$s 10 millones.

Los exportadores de cereales y oleaginosas ingresaron u$s 52 millones, 20% menos de lo que diariamente realizaba la semana pasada.
El Banco Central compró u$s 45 millones a un cierre a $ 2,83 para la venta, sin cambios respecto del valor previo.

En el mercado mayorista, los negocios bajaron a u$s 97 millones, 30 millones menos que el miércoles pasado, con un precio promedio de $ 2,8067. Al cierre, las pantallas mostraron que en las operaciones para hoy predominan los pedidos de dólares, ya que suman u$s 23 millones contra 8,6 millones de oferta. El dólar quedó «tomador» para hoy y esto puede ayudar a que su precio suba levemente si el Banco Central mantiene en este nivel sus intervenciones. Una evidencia de lo «raro» que está el mercado cambiario es la apertura entre las dos puntas del dólar mayorista poscierre: $ 2,788 para la compra y $ 2,813 para la venta.

En el mercado de bonos, algunos operadores temían que las noticias sobre la salud del presidente Néstor Kirchner afectaran los precios de los bonos. Pero el efecto no se vio porque con pocos negocios los títulos públicos apenas bajaron.

En el Mercado Abierto Electrónico (MAE), las transacciones en bonos sumaron $ 480 millones, 30% menos que el último día hábil de la semana pasada. Si se suman todas las operaciones de bonos, incluidos los escasos $ 120 millones operados en la Bolsa, se alcanza a poco más de $ 720 millones que es 40% inferior al promedio de los últimos días.

En estas circunstancias,
llamó la atención la cantidad de negocios en bonos de la deuda externa defaulteada. El Global 2008, el título de referencia, hizo $ 22 millones y bajó 0,23%, mientras el Global 2031, otro bono del megacanje de la gestión de Domingo Cavallo durante el gobierno de la Alianza, transó $ 23 millones y quedó sin cambios en sus valores. Estos bonos, aun en épocas de mayores negocios en el mercado de títulos públicos, operan mucho menos que estos montos. Hay días en que los negocios sobre los principales bonos defaulteados no pasan los $ 2 millones.

En el mercado de
bonos pos-default la historia fue otra. Los BOCON tuvieron un fuerte retroceso en los negocios. El PRE8 con $ 15 millones (la semana pasada negociaba más de $ 60 millones diarios) subió 0,04%; mientras el PRO12 con $ 9 millones (llegó a transar $ 100 millones diarios la semana pasada), retrocedió 0,75%. Cabe aclarar que el PRE12 había subido muy fuerte y acumula ganancias de 6% en el mes.

El
BOGAR 2018, el bono que tienen las provincias y fuera la vedette de la semana pasada, ayer bajó 0,39% con escaso $ 8 millones negociados.

Los BODEN siguen sin poder frenar su lenta caída.
La serie 2008 en pesos perdió 0,31% con negocios por apenas $ 28 millones. El BODEN 2012 en dólares perdió 0,37% y el 2013 quedó igual.

En la Bolsa, los negociadores estuvieron ausentes. Apenas movió $ 19,7 millones, 70% menos que en un día normal. Con ese volumen,
la caída de las acciones líderes fue de 0,38% y el Merval quedó en 1.177,80 puntos.

El jueves vence el plazo para liquidar, o rechazar, los contratos de los negocios a futuro denominados «opciones bursátiles», que se comercializan bimestralmente con precios pactados de antemano y esto traba al mercado, que acumula cuatro ruedas seguidas de baja.

Entre las caídas más fuertes de acciones líderes está la de Siderar, con 3,13%, seguida por Comercial del Plata, con 1,79%.

Para hoy se espera una mayor actividad con los mercados funcionando a pleno.

Dejá tu comentario