29 de marzo 2007 - 00:00

Se termina el boom de la construcción

Mes a mes siguen apareciendo señales que confirman el fin para el boom de la construcción. Venía creciendo a más de 20% y ahora ese incremento cayó a tan sólo 6,5% interanual. La economía igual este año apunta a mostrar 7% de suba en el PBI. Pero el freno del auge de construir impactará seguramente en el crecimiento del empleo, dado que el sector era uno de los que más puestos estaba generando. La obra pública continúa siendo un sostén para la política oficial de expandir la economía a cualquier costo. Pero empresas y personas están más cautelosas. Es que también los incrementos de precios que se estuvieron observando en todos los componentes de la construcción desalientan inmediatamente lanzarse a nuevos emprendimientos. Para el gobierno, es un doble problema: el construir es considerado en las estadísticas uno de los factores de la inversión. De esta manera se va a complicar la picardía de mostrar alza en este último rubro cuando en buena parte se debía a la construcción.

Se termina el boom de la construcción
El nivel de actividad de la construcción parece haber acentuado su proceso de desaceleración ya que en febrero creció sólo 6,5% respecto de igual mes del año pasado. Un año atrás lo hacía a un ritmo de 20,3%.

Lo mismo sucede al tener en cuenta el crecimiento acumulado en el primer bimestre, que fue de 7,1% contra igual período de 2006, muy por debajo de la suba de 19,1% registrada frente a 2005.

Vale mencionar que durante el mes pasado, la construcción creció 2,4% frente a enero sin tener en cuenta los factores estacionales que afectan a la actividad. Esto indicaría que la situación no es tan preocupante, y que las lluvias y la cancelación de los permisos para construir torres en determinadas zonas de la Capital Federal pudieron haber sido causantes de dichas caídas.

La evidencia está en que los permisos para construir cayeron 4,8% frente a enero y aumentaron 21,8% respecto de febrero de 2006. A su vez, en el acumulado del primer bimestre del año ya crecieron 21,8%.

Si bien es cierto que la construcción se está desacelerando, porque los números ya lo demuestran, también es claro que durante 2006 se mantuvieron el boom inmobiliario y un incremento de la actividad poco común y difícil de volver a igualar. Por eso, algunos analistas tienden a calificar de «estable» y no de «preocupante» la actual situación de la construcción.

  • Visión optimista

    Además, las distintas firmas constructoras consultadas en la encuesta cualitativa que realiza el INDEC mostraron una visión optimista sobre el futuro de la actividad. Un 76% de las que se dedican especialmente a la obra pública no prevén cambios; 18% cree que la construcción aumentará, y sólo 6%, que caerá. Las empresas que se dedican a la obra privada arrojaron aun mejores opiniones: 22% cree que aumentará; 74%, que no cambiará, y 4%, que disminuirá. Esto hace que, por lo general, no tengan en vista aumentar el personal ocupado, pero sí mantenerlo.

    En cuanto al desempeño de los distintos sectores que impulsan la actividad, la mayoría evidenció caídas respecto de enero, salvo el de construcción petrolera, que subió 1,4%. El que más cayó fue el de edificios para viviendas (7,6%), lo que demuestra la influencia de factores estacionales como las obras canceladas. Sin embargo, frente a febrero de 2006, todos los sectores mostraron aumentos en su actividad, destacándose la inversión pública con 11,8% de aumento en obras de infraestructura y 11,5% en obras viales. Los edificios para otros destinos que no son viviendas también tuvieron buen desempeño y crecieron 10,3%.
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar