Se volvería a exportar carne desde esta semana

Economía

La decisión oficial de suspender las exportaciones de carnes está próxima a revertirse. Nunca tuvo los frutos que esperaba el gobierno, lo que era previsible. Inclusive generó una situación en la que todos perdían: productores, consignatarios, frigoríficos (habrían suspendido ya a 5.000 trabajadores) y el propio gobierno, que dejó de recaudar retenciones a la exportación. El consumidor no observó ningún impacto en precios por prohibir las ventas externas. Tiene lógica que el gobierno -aunque sea gradualmente- levante la medida: Rusia y hasta Marruecos, mercados a los que se había logrado vender tras ardua tarea, solicitaron a Néstor Kirchner rápidamente la marcha atrás de la suspensión. Todo estará supeditado a que esta semana se compruebe la rebaja de 15% en los 12 cortes (en sus diferentes categorías) acordados con el sector. Es altamente probable que ello ocurra en los próximos días.

El gobierno anunciaría el viernes la reapertura parcial de las exportaciones de carnes. Para esto esperará a confirmar que los precios de la carne bajaron 15% en promedio en los 12 cortes que se incluyen en el acuerdo.

Según el gobierno, este fin de semana en los supermercados ya se habría cumplido con lo pactado, y entre hoy y el jueves se fiscalizará lo que suceda en varias carnicerías de la Capital Federal, el Gran Buenos Aires y algunos locales del interior. Si esto sucede, el Ejecutivo nacional autorizaría la salida del país de varios embarques de carne congelada o enfriada, y que por la prohibición que rige desde principio de febrero no pueden ser enviados al exterior.

Si bien se sabe que estos permisos serán mínimos y casi simbólicos respecto del volumen diario que se acostumbraba a exportar, servirá para mostrar la «buena voluntad del gobierno con el sector de la carne si los precios se mantienen y el acuerdo que se firmó se cumple», explicó ayer a este diario una alta fuente cercana a Néstor Kirchner.

La idea oficial es que para la segunda quincena de mayo, y si continúan sosteniéndose los valores de los 12 cortes en los nivelesde la semana pasada, se haga el anuncio de una reapertura más importante incluyendo cortes con mayor valor agregado muy demandados en el exterior. Se buscará principalmente rehabilitar mercados que la Argentina comenzó a perder la prohibición de realizar exportaciones.

Ahora, aseguraba ayer la fuente, el cambio de actitud oficial se debería a que las nuevas negociaciones cerradas hace diez días entre el flamante subsecretario de Coordinación Técnica de Economía, Guillermo Moreno, y los representantes del sector, habrían dado el resultado esperado y los precios habrían bajado, al menos en los cortes populares que se incluyeron en el pacto.

Si se levantaran las trabas a las exportaciones y se reanudaran las ventas de carne al exterior, la medida habría durado tres meses y no los seis que se anunciaron originalmente. Un anticipo de la posibilidad de dar marcha atrás en las prohibiciones de colocar estos productos fuera del país lo había dado la semana pasada el ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Taiana, en una reunión con el canciller de Marruecos, Mohamed Benaissa, en el Palacio San Martín. Allí, el funcionario argentino recibió la queja del visitante porque el país no cumplía con el convenio, luego de haberse negociado durante años la posibilidad de abrir el mercado marroquí. Ante ese reclamo, Taiana le garantizó a Benaissa que próximamente las exportaciones podrían reponerse.

Aparentemente, el mercado del Magreb ( Argelia, Túnez, Egipto y Marruecos), sería uno de los primeros en volver a recibir la carne argentina. Luego, los envíos llegarían a Rusia y a América latina, todos lugares perdidos por la decisión de prohibir las exportaciones.

  • Embestidas

    La fuente afirmó que esta semana habrá varias embestidas directas de Guillermo Moreno hacia algunos frigoríficos del Gran Buenos Aires, en operativos de los que participaría además el ministro de Gobierno de Felipe Solá, Florencio Randazzo y algún intendente, para dar la imagen del apoyo político que requiere la estrategia del nuevo subsecretario.

    Según el gobierno, la prueba de lo acertado de la política de haberse concentrado en los matarifes y los frigoríficos es que los supermercados (que tienen relación directa con sus propios centros de faena y no tienen que recurrir a esos dos grupos) no habrían tenido problemas en sostener la rebaja de precios de los 12 cortes populares de carnes.

    Otro control que profundizarála subsecretaría de Moreno esta semana es en el Mercado de Liniers. Quiere que se cumpla el ingreso de cabezas de 10.000 cabezas diarias promedio, a que se habrían comprometido los productores. Si esto ocurre, los precios deberían bajar rápidamente también en las carnicerías. Si no sucede Moreno interpretaría que los productores no estarían cumpliendo con su parte del acuerdo, con lo cual el funcionario avanzaría directamente contra este grupo.

    Finalmente, y en el caso del comercio minorista, el gobierno profundizaría el contacto con las organizaciones intermedias para comprometerlas en el control de los precios de los 12 cortes que figuran en el listado cerrado con los empresarios.
  • Dejá tu comentario