El déficit primario llegó a $167.182 millones en septiembre

Economía

El sector público nacional registró en septiembre un déficit primario de $167.182 millones, el cual, en términos nominales es 559% más alto que el resultado negativo que hubo en el mismo mes del año pasado, según informó el Ministerio de Economía. Si se incorpora el pago de intereses de deuda, unos $44.839 millones, el resultado financiero fue deficitario en $212.020 millones, 178% más alto que en septiembre de 2019.

El dato indica que en septiembre se mantuvo la dinámica del gasto en lo relacionado con los efectos de la pandemia, aunque se moderaron los no vinculados al covid-19, y ello se combinó con una mejora real de los ingresos tributarios en septiembre.

Según informó Economía, el mes pasado hubo ingresos totales en el sector público por $445.625 millones (+34,3%). Los ingresos tributarios crecieron 45,2%,con el destacado de que fue la primera variación positiva en términos reales desde noviembre del año pasado.

Según el detalle, los derechos de exportación mejoraron 47,5%, el impuesto a las Ganancias, 47,4% y Bienes Personales, 1.862,5%. El IVA en tanto, mantuvo un rendimiento por debajo de la inflación

En cuanto al gasto primario ascendió a $612.806 millones, lo que muestra un crecimiento interanual de 71,6% en términos nominales. “Esta dinámica se corresponde con el enorme esfuerzo fiscal transitorio en un contexto excepcional de pandemia”, explicó Economía.

De acuerdo con los datos oficiales, las transferencias corrientes registraron un incremento interanual de $183.304 millones (+188,3% ), de los cuales $151.312 millones fueron percibidos por el sector privado. El gasto se explica fundamentalmente por el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), que ascienden a cerca de $71.500 millones. Por otro lado, el aporte para el Programa Alimentar y el apoyo a comedores escolares fue de casi $12.200 millones.

En tanto, los subsidios energéticos subieron a $57.350 millones (+327,5%), casi todo para financiar el congelamiento de las tarifas de la luz. “El incremento en septiembre se debió en buena medida a la regularización en los pagos a CAMMESA”, aclaró Economía.

Por otra parte, las prestaciones de la seguridad social totalizaron $214.322 millones (+32,4%). Respecto a las transferencias al sector público subieron 170% interanual. Las que fueron a las provincias registraron un incremento de $20.379,3 millones (+266,9%). En tanto que los gastos de capital, es decir, lo que se invierte en obras de agua, alcantarillado e infraestructura pública, mostró un crecimiento de 22,5% interanual, por $6.298 millones.

En cuanto a las repercusiones por este resultado, el economista de EcoGo Juan Ignacio Paolicchi señaló a través de redes sociales: “En este contexto es difícil acelerar la baja en el gasto, pero hay que enviar señales hacia delante urgente”.

Pese a que los ingresos tributarios mejoraron en términos reales, Paolicchi explicó: “Los recursos vienen creciendo todavía por debajo del ritmo de inflación. Las rentas del FGS de la ANSES no alcanzan a acompañar la suba y lo que le ingresa al sector público en su conjunto va por debajo del alza de precios. Una mala noticia”.

En tanto, Gabriel Caamaño Gómez, director de la consultora Ledesma, afirmó: “Los gastos aceleraron y su ritmo de alza año contra año continuó más que duplicando al de los ingresos. Y el rojo primario volvió a recuperar el ritmo de alza de los meses previos”. Y agregó: “En términos de rojo financiero, y aún a pesar de la reestructuración, con 9 meses estamos en 6,6 puntos del PBI para el Sector Público No Financiero y entrando en el trimestre más exigente”.

Dejá tu comentario