Sin paro ni cortes, el sector rural espera

Economía

En Gualeguaychú, donde más resistencia existía al levantamiento del paro, anoche se decidió dejar las rutas. Se trata de un gesto de cortísimo plazo, a la espera de definiciones desde el gobierno. Concretamente hoy, a las 19, una vez que culmine el discurso de Cristina de Kirchner, habrá una nueva asamblea para definir los pasos a seguir. La tensión se mantiene, y si bien formalmente se liberan hoy rutas y queda levantado el paro, la actividad no será normal. Es que productores no comercializarán granos ante las perspectivas de que sea efímero este cese de las hostilidades. Como consuelo queda, por lo menos, la posibilidad de que el desabastecimiento de alimentos resulte superado.

Pese al fuerte malestar que impera en las bases de productores que aún pueblan las rutas de las principales zonas productivas, finalmente se decidió que el paro del campo se levante a partir de medianoche de hoy. Por expreso pedido de la Comisión de Enlace de las cuatro entidades rurales, la protesta liberará el transporte y comercialización de granos, pero permanecerá alerta, a la espera de una reapertura del diálogo con el gobierno nacional.

Alfredo de Angeli -titular de la Federación Agraria de Entre Ríos y el dirigente con mayor llegada a los productores más radicales, denominados «autoconvocados»- se encargó ayer de pedirles a éstos que se manifiesten «al costado de las rutas», fijen un estado de «asamblea permanente» y esperen por un potencial retorno a las negociaciones durante el día de hoy.

Dirigió el mensaje desde la asamblea de Gualeguaychú y su palabra describió la posición adoptada en general en las principales provincias con protestas de ruralistas: Entre Ríos, Buenos Aires, Córdoba, La Pampa, Santa Fe y Chaco. En todos estos distritos, se realizarán hoy asambleas en torno a las 19 para definir los pasos a seguir. Mucho influirán en el ánimo las palabras que Cristina de Kirchner dedique al campo en el discurso que emitirá a las 18 desde Casa de Gobierno.

La Comisión de Enlace pidió durante el fin de semana «cesar las medidas de acción directa desde las cero hora» de hoy, pero «continuar a la vera de las rutas en aquellas localidades que se lo considerenecesario». La cúpula rural quieren mostrar buena predisposición de cara a la reunión que mantendrán hoy a las 15 en la Ciudad de Buenos Aires con el defensor del Pueblo, Eduardo Mondino, quien intenta mediar en el conflicto. Aún así, el gobierno ya hizo saber que no concurrirá al encuentro. Este gesto oficial inspiró la rebeldía de las bases, al igual que las declaraciones de la presidente insistiendo en que «no se tocará» el sistema de retenciones.

Con Eduardo Buzzi, titular de la Federación Agraria Argentina, como cabeza visible, las entidades pidieron «mantener la calma, sin responder a provocaciones y actitudes de absoluta irresponsabilidad que lamentablemente se están escuchando de parte de funcionarios del gobierno Nacional y dirigentes partidarios del oficialismo». También recordaron que sigue vigente la campaña de recolección de firmas para que el Congreso avance en la derogación del sistema de retenciones móviles para la exportación de granos.

  • Guardia

    Los productores se mantendrán apostados en los principales núcleos de protesta del interior, tales como Gualeguaychú y Paraná, en Entre Ríos; 9 de Julio, San Pedro y Colón, en Buenos Aires; Villa del Rosario, Río Primero y Jesús María, en Córdoba; y Armstrong y todo el sur de Santa Fe.

    De todos modos la decisión de levantar el paro y los cortes de ruta no cuenta con absolutoconsenso. Horas antes del mensaje de De Angeli, en la propia Entre Ríos hicieron saber que existe fuerte malestar. «No hay ninguna razón valedera para levantar el paro. Tenemos ganas de que nos hagan alguna propuesta o un llamado, pero eso no ocurre», argumentó Juan Echeverría, el segundo de De Angeli en la Federación Agraria de Entre Ríos. Así explicó a este diario los motivos por los cuales productores de todo el país desean mantener la protesta en las rutas «de forma activa» y por «tiempo indeterminado».. Al menos por hoy, esta intensión de las bases quedaría en suspenso.

    Otro factor de riesgo son los transportistas rurales, que no responden a las decisiones de la Comisión de Enlace y prometieron mantener cortes de ruta hasta que se solucionen el conflicto del campo.

    Exponen que hace dos meses que no tienen trabajo, aunque su belicosa postura (durante la semana pasada cortaron varias rutas importantes y chocaron con productores) despertó fuertes suspicacias, por la funcionalidad que prestó a la intensión de la Casa Rosada de debilitar la protesta rural.

    «Hablamos con los camioneros y entendieron que la protesta sólo debía frenar granos», indicó Echeverría, en referencia a los « contrapiquetes» que los transportistas. De todos modos, Rubén Agugliarro, presidente de la Confederación Argentina de Transporte Automotor de Cargas (CATAC) hizo saber que « hemos dado libertad de acción a nuestros asociados, por lo que estimamos que las protestas en las rutas continuarán».
  • Dejá tu comentario