Soja: freno a rally alcista (igual, precio en récord)

Economía

Importadores chinos estarían evaluando cancelar operaciones de compra de la oleaginosa de Estados Unidos ante la caída de los márgenes de molienda. De todas formas, el mercado muestra señales de fortaleza en las cotizaciones mientras las ventas internas parecen reactivarse.

Los futuros de soja cerraron ayer a la baja en el mercado de Chicago para cotizar a u$s435,1 por tonelada, ubicándose de todas formas en máximos de cuatro años. La oleaginosa vivió una jornada bajista ante ventas técnicas previo al feriado por el día de Acción de Gracias en Estados Unidos, pero también por los rumores de que los importadores chinos cancelarían compras de la oleaginosa a Estados Unidos. La marcada suba de las cotizaciones de las últimas semanas junto con la caída de los márgenes de rentabilidad de molienda en el gigante asiático le habrían puesto un freno a la creciente demanda de soja y al rally alcista en las cotizaciones.

“Por un lado, algunos importadores chinos buscan cancelar acuerdos para comprar el poroto desde Estados Unidos ante el colapso de sus márgenes por las recientes subas de precios. Este es el primer signo de atenuación de la demanda China luego de cinco meses de subas apuntaladas por la constante necesidad de soja del gigante asiático. Por otro lado, las bajas se ven atenuadas por mejores perspectivas para la oleaginosa en Brasil y Argentina”, detallan desde la Bolsa de Comercio de Rosario.

Lo cierto es que, a pesar de este panorama, los analistas aún remarcan la firmeza de los de precios internacionales, que incluso podrían mantenerse en el mediano plazo para alivio de la economía argentina que prevé que la cosecha de soja y maíz significará un ingreso de divisas de alrededor de u$s26.500 millones en 2021, lo que representa un crecimiento del 14%respecto al ciclo previo.

A partir de ahora en más, la mirada está puesta no solo en el clima de Argentina, porque la falta de precipitaciones continúa siendo una cuestión clave para el desarrollo del cultivo de soja, sino también en China y sus compras en el mercado internacional.

Actualmente el gigante asiático, es el mayor importador de soja del mundo y representa más del 60% de los embarques, por eso todas sus operaciones repercuten directamente en las cotizaciones internacionales. En este contexto, en el sector explican que los pequeños importadores privados de soja están intentando deshacerse de contratos a diciembre y enero de embarques estadounidenses porque los márgenes de procesamiento se volvieron negativos.

Esta situación abre un abanico de interrogantes porque en la otra vereda, también hay grandes importadores chinos que continúan mostrándose ávidos de poroto de soja que en la práctica procesan para convertirlo en alimento que tiene como destinatario el rodeo porcino que se está recuperando luego de una plaga de gripe africana.

Mientras tanto, en el ámbito local, las bajas internacionales no se hicieron sentir ya que la oleaginosa disponible se negoció a u$s434 por tonelada, mostrando una leve suba respecto a la jornada previa.

Al mismo tiempo, la suba de los precios parece haber tenido impacto en la decisión de venta por parte del productor. Según las estadísticas del ministerio de Agricultura, durante la semana finalizada el 18 de noviembre -última información disponible- se informaron negocios por 423.400 toneladas, de la campaña 19/20, por lo que el ritmo de comercialización alcanza el 72% de la producción, un 21% superior a la semana previa. En total, los productores aún conservan en sus silos poco más de 14 millones de toneladas.

A su vez, de la campaña 20/21 se llevan comercializadas 4,3 millones de toneladas, lo que representan un 9% de la producción estimada ya que durante la semana pasada se negociaron 370.200 toneladas, mostrando una suba de 137.300 toneladas respecto de los siete días previos.

Dejá tu comentario