Tabaré: "El Mercosur así no sirve para nada"

Economía

Mientras el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, declaró ayer abiertamenteque «el Mercosur ya no sirvea los intereses del país», el Ministerio de Relaciones Exteriores, que dirige Reinaldo Gargano, comenzó a ejecutar un boicot contra el bloque hasta tanto la Argentina no acepte abrir una instancia regional para tratar el conflicto de las papeleras y los cortes de rutas.

En concreto, la cancillería de ese país prohibió participar a los funcionarios de todos los ministerios que tenían encuentros pendientes con sus pares del bloque. Por otro lado, informó al Ministerio de Relaciones Exteriores argentino que no participará más de los encuentros preparatorios de la cumbre presidencial que se concretará la primera semana de julio en Buenos Aires.

Para comenzar a poner en práctica esta decisión, Gargano informó a funcionarios argentinos que representantes de Uruguay que este viernes debían viajar a Buenos Aires para participar de un encuentro de ministros de Trabajo no asistirán. Por lo tanto, además, conclusión a la que se llegue carecerá de validez al no tener la firma de uno de los estados miembro.

  • Objetivo

    La estrategia del país vecino es forzar mediante la renuncia a participar de encuentros diplomáticos del Mercosur y que organiza la Argentina por detentar la presidencia «pro témpore» del bloque; la decisión de Néstor Kirchner de llamar al Consejo del Mercado Común para que trate «de urgencia» el tema papeleras. Este pedido había sido cursado al gobierno argentino el 7 de abril, con la obligación de tratar los bloqueos a los cruces binacionales. En teoría, y si bien no hay ni antecedentes ni jurisprudencia en el tema, la Argentina debería llamar al Consejo (la máxima instancia ejecutiva del bloque) a tratar el tema papeleras y cortes. Sin embargo, Néstor Kirchner no dio instrucciones.

    Fuentes del gobierno aseguran que la negativa obedece a que se trata de un conflicto binacional y no regional relacionado con la contaminación del río Uruguay. Las mismas fuentes reconocen, sin embargo, que las posibilidades de tener una resolución a favor dentro del Consejo de la posición argentina, fundamentalmente en cuanto a los cortes de rutas, serían mínimas.

    Por ello Uruguay presiona a través de la negativa a seguir participando de las negociaciones del Mercosur.

    Ayer Tabaré Vázquez se despachó a gusto desde Asunción, hacia donde viajó para participar del encuentro energético, al que asisten, además, los presidentes de Bolivia, Paraguay y Venezuela. Según Vázquez, «éste no es el Mercosur que queremos, estoy seguro que Uruguay y Paraguay queremos un Mercosur que favorezca a nuestros pueblos», ya que «en este momento estamos encontrando severos problemas y grandes dificultades en este proceso de integración, que se deben mejorar».

  • Reiteración

    Por otra parte, y para insistir en la apertura del Consejo, Uruguay volvió a reclamar la reapertura de las negociaciones. La carta insta a la Argentina a mantener una reunión en Uruguay para negociar el cese de los cortes basándose en el Protocolo de Olivos -que ambas naciones firmaron- que establece la resolución de controversias entre miembros del Mercosur. En esa instancia, Uruguay quiere plantear que la Argentina viola el artículo 1 del Tratado de Asunción y que establece la libre circulación de personas y bienes en la región.

    En teoría, y siguiendo la posición uruguaya, el Consejo (integrado por los ministros de Relaciones Exteriores de los cuatro países miembros del Mercosur y los de Economía) debería avalar el pedido de Vázquez y convocar un Tribunal de Resolución de Controversias. Mientras se dirime esta situación, la cancillería uruguaya resolvió renunciar momentáneamente al recurso de cuestionar los cortes de rutas ante la Organización Mundial del Comercio (OMC).
  • Dejá tu comentario