Licitación: con suba de tasas, Economía amplió fondeo en pesos (señal para el dólar)

Economía

Con emisiones de menores plazos, cerró el primer cuatrimestre con $148.800 M de financiamiento neto. Avanza en la creación de un programa de Market Makers y uno de Inversores Institucionales.

Tras una suba de tasas y un acortamiento de los plazos de emisión, el Ministerio de Economía colocó ayer casi $107.700 millones a través de cinco instrumentos de deuda en moneda local y logró cerrar abril con un financiamiento neto de $58.250 millones. Así, el Gobierno terminó el primer cuatrimestre con un endeudamiento neto de $148.800 millones, que le permite cubrir una porción importante del déficit fiscal y aliviar las necesidades de asistencia monetaria del Banco Central al Tesoro, en el marco de su estrategia de prudencia monetaria para intentar estabilizar las variables macroeconómicas. Aunque precisará incrementarlo en lo que resta del año para cumplir con el programa financiero presupuestado. Con ese norte, la Secretaría de Finanzas lanzará en las próximas semanas dos programas enfocados en el desarrollo del mercado en pesos: uno de Hacedores de Mercado y otro de Inversores Institucionales.

“Estamos conformes, fue una buena licitación. Cerramos el mejor mes del año en términos de rollover de la deuda en pesos, que es un objetivo central para el Gobierno. Entendimos la necesidad de tener flexibilidad para desarrollar el mercado en cuanto al diseño de los instrumentos, los plazos y las tasas”, dijo el secretario de Finanzas, Mariano Sardi, en un encuentro con periodistas del que participó Ámbito.

Tras el canje del T2X1 realizado en marzo, en abril quedaban vencimientos por $210.253 millones, según datos oficiales. Con lo cual, el fondeo neto conseguido implica un porcentaje de refinanciación del 128%, superior al 108% del mes previo. El costo de conseguirlo, luego del traspié en dos licitaciones, fue una leve suba de la tasa pagada en medio de la aceleración de la inflación y un acortamiento de los plazos.

En concreto, el equipo de Martín Guzmán colocó $47.225 millones en una Letra a Descuento (Ledes) y una Letra a Tasa Variable (Lepase) a dos meses con tasas nominales del 36,84% y 37,34%, respectivamente. Estas letras cortas concentraron el 43% del total emitido. Para evitar convalidar una tasa superior, en esa Ledes Finanzas eligió no adjudicar otros $15.000 millones que había ofrecido el mercado y en la Lepase, otros $2.500 millones. También captó $26.679 millones en una Ledes y una Lepase a octubre (el 26% del total), con tasas del 40,21% y el 40,42% (un punto más altas que en la emisión previa). El 31% restante ($33.770 millones) correspondió a la Lecer a un año, una letra indexada que esta vez pagará 2% por sobre la inflación, un décima más que en las anteriores licitaciones.

Hacia delante, el calendario de vencimientos de deuda que deberá sortear Economía para cumplir con las metas de financiamiento del Presupuesto (cubrir 40% del déficit en el mercado) es exigente. En mayo expiran $305.670 millones y ya hay planeadas tres licitaciones para afrontarlos.

En ese marco, Finanzas prepara el lanzamiento de dos programas destinados “desarrollar el mercado local”. Por un lado, crearán un programa de Inversores Institucionales, con el objetivo de crear un canal directo de contacto con aseguradoras, bancos y fondos comunes de inversión. “Apuntamos a tener un feedback y llevar claridad sobre algunos puntos”, explicó Sardi.

Por otro lado,en mayo se darán los primeros pasos para implementar un programa de Hacedores de Mercado. Con los Market Makers, algo así como un conjunto de entidades colocadoras, la intención es garantizar una mayor liquidez en el mercado en moneda local y “y tratar de bajar más la asistencia monetaria”, señaló Tosi. “Es una pieza central de nuestra estrategia financiera porque en nuestro país hay un gran colchón de liquidez: entre fondos money market, cuentas remuneradas en bancos, Pases y Leliq hay unos $6 billones que no están teniendo un uso productivo”, contó el subsecretario.

Temas

Dejá tu comentario