La asistencia monetaria llegó al 8,2% del PBI en 2020

Economía

La mayor parte se debió al giro de todas las Utilidades disponibles, que llegaron a $1,6 billones. El resto se completa con el 1,5% del PBI en Adelantos Transitorios y un 0,8% en Letras del Tesoro suscriptas por el BCRA.

En medio de un contexto inédito para la economía mundial por el impacto de la pandemia, las discusiones del establishment económico global giraron en torno de cuál debía ser el paquete de estímulo que los gobiernos inyectaran en los países para contener de alguna manera los efectos negativos del covid-19. En todo el mundo se aprobaron paquetes fiscales récord y los déficit presupuestarios siguieron ese ritmo. La Argentina no fue la excepción, porque según cálculos del Ministerio de Economía las medidas implementadas fueron equivalentes al 4,9% del PBI. Esto obligó a la administración nacional a buscar financiamiento y, si bien apostó a las colocaciones de deuda pública en el mercado local, gran parte vino de la asistencia monetaria del BCRA: por todo concepto, la entidad le giró al Tesoro 8,2% del producto.

Según un informe de la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC), en 2020 la asistencia tocó el máximo desde 2004. La mayor parte provino del giro de Utilidades, que durante el año llegaron a $1,6 billones, el monto máximo que el Tesoro podía utilizar de acuerdo a los resultados no asignados incluidos en los estados contables del BCRA para 2019 (y que determinan el margen que puede utilizarse en este concepto al año próximo). El segundo ítem en relevancia fueron los Adelantos Transitorios, que sumaron $407.720 millones en el año. Y en tercer lugar se ubicaron las Letras del Tesoro suscriptas por el BCRA, que según la OPC rondaron un 0,8% del PBI.

A pesar de las cifras récords, desde Economía buscaron dar una señal de moderación en doble sentido: una reformulación de las políticas implementadas para hacerle frente a la pandemia a medida que la actividad económica fue mostrando signos de reactivación; y la devolución al Banco Central de alrededor de $125.000 millones en concepto de Adelantos Transitorios, operación que se concretó a lo largo del mes de octubre.

El nivel de asistencia monetaria en 2020 casi triplicó la del año previo, cuando el Central le giró al Tesoro alrededor de 3% del PBI. La marca más alta de la serie registrada por la OPC fue en 2014, cuando el porcentaje se elevó hasta un 5,2%. La más baja fue en 2018, cuando el BCRA remitió al Tesoro solo un 0,2% del PBI bajo el único concepto de Adelantos Transitorios.

Para hacerle frente al déficit primario de $1,7 billones proyectado por Martín Guzmán para 2021 (que equivale al 4,5% del PBI), el programa financiero contempla una combinación de asistencia monetaria y colocaciones de títulos públicos en una distribución que originalmente se planteó como 60% vía BCRA y 40% mercado, aunque con el correr de los meses se conoció que el Gobierno nacional tenía intenciones de financiar parte de la ampliación del presupuesto en obra pública a través de algunas organizaciones financieras internacionales.

Según analistas privados, el Tesoro dispone de hasta 5% del PBI en financiamiento monetario si se tienen en cuenta las utilidades y los adelantos transitorios que la autoridad monetaria puede girarle a la administración nacional. Gabriel Caamaño, economista en Consultora Ledesma, estimó en base a datos preliminares que el Banco Central podría transferir al Tesoro alrededor de $997.686 millones en concepto de Utilidades y que el incremento neto potencial de Adelantos Transitorios llegaría a $939.816 millones este año. Entre ambas formas de asistencia monetaria, Economía tendría disponible un monto de $1,9 billones a lo largo de este año. Los datos definitivos, confió una fuente del BCRA a Ámbito, estarán disponibles a mitad de año.

Temas

Dejá tu comentario