Tierra movediza, en todo mercado

Economía

Otra vez se fue poblando de pequeños datos, señales a interpretar, palabras de Bernanke y sus «poéticos» giros donde todo vuelve a quedar flotando.

Con el balón netamente en el campo de Wall Street y sus reflejos, el resultado no fue muy entusiasta. Tampoco se generó algún derrumbe, o sesgo importante a la baja, solamente la sensación de estar pisando tierra movediza bajo los pies operativos.

En general, se produjouna alineación armoniosa detrás de un retrocesodel Dow Jones y que alcanzó a recortar un descenso mayor, para cerrar con 0,4% en contra. En México se verificó 0,3%, que resultó todavía más suave en el Bovespa: con 0,2%. Finalmente, el Merval y un suave planteo por la neutralidad y la falta de energía en las dos fuerzas.

En verdad, existió nuevamente la fuerza de un solo papel -Tenaris-que tras actuar de lastre, se convirtió otra vez en mini «superhéroe» de la pálida jornada y aportando lo necesario para soportar a muchas líderes. Cierre en 2.247 puntos, prácticamente de donde se hubo partido, merma de 0,16% en el listado extendido, siendo de mayor nivel en el que comprende la nómina local.

  • Todo igual

    Hasta el volumen casi se mostró también neutro absoluto en su ritmo, respecto de lo anterior. Porque se hicieron unos $ 78 millones de efectivo, lo que alcanza para darles liquidez necesaria a las plazas. Sobresaliente lo de Molinos Río, fuera de contexto y casi 5% de alza, con Tenaris rozando un excelente 2% de avance (con el petróleo trepando a u$s 75 por barril).

    En las restantes, preeminencia de bajas, en su mayoría debajo de uno por ciento, en una fecha que no hizo nada para pasar en carácter de interesante dentro del mes. Las « cauciones» y sus impresionantes $ 171 millones de efectivo fueron las figuras, en abúlico escenario. Y la Bolsa, en una siesta.
  • Dejá tu comentario