Aplicaciones de delivery rechazan proyecto que fija tope a comisiones

Economía

Legisladores porteños impulsan "techo" del 15%, con IVA incluido, sobre valor total del pedido. Las empresas hoy cobran entre el 25% y el 35%.

Una de las cosas que dejará la pandemia es, quizás, el derrotero de una discusión que es paradigma de cómo cambió la economía. Una de las consecuencias de la pandemia es la cuarentena y, por ende, la fuerte demanda que surge de utilizar las empresas de envío. Si bien mañana pasará a discutirse en la legislatura porteña un proyecto para ponerle tope en las comisiones que cobran por los pedidos, las plataformas se manifestaron en contra.

Las aplicaciones retienen actualmente entre un 25 y 35 por ciento más IVA del pedido y el nuevo techo sería del 15 por ciento, con IVA incluido, según la iniciativa que impulsa el diputado del Frente de Todos, Santiago Roberto.

Las empresas marcaron su rechazo. Desde Glovo, dijeron a Ámbito que existen diferentes rangos de comisiones, que dependen de la cantidad de sucursales, el volumen de ventas y la antigüedad en la aplicación, entre otros factores. Además, consignaron que “la comisión actualmente abonada por los comercios resulta una inversión que cubre los costos básicos de los beneficios recibidos, los comercios logran mayor exposición y aumentan sus ventas”.

Evolución

Un relevamiento publicado por la consultora Focus Market sostiene que el uso de las aplicaciones de delivery aumentó un 400 por ciento desde el comienzo del aislamiento. En el mismo período, un 15 por ciento de los locales gastronómicos de la Capital Federal debió cerrar sus persianas de forma definitiva, según pudo averiguar Ámbito.

Por este motivo la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés, pidió una regulación para uno de los pocos canales de ventas que sus socios puede utilizar. “Las comisiones que nos están cobrando son imposibles de pagar. Un 15 por ciento parece más razonable”, indicó Ariel Amoroso, presidente de la entidad. En respuesta, desde una de las firmas de reparto expusieron que gran parte de esos ingresos son destinados a solventar el ingreso de repartidores y los altos costos de call center.

Los plazos de cobro son otro punto de discusión. “Tardan hasta treinta días en pagarnos, es como si nos estuvieran cobrando un 5% de comisión extra”, concluyó Amoroso. En este aspecto, los legisladores exploran un acuerdo con los bancos públicos para que reduzcan la demora en el reembolso de los pagos con tarjetas de crédito.

El plazo actual es de 21 días, pretenden bajarlo a siete Esto le permitiría a las aplicaciones girar el dinero más rápidamente, a los comercios recuperar margen de ganancia y aliviar las tensiones.

Rechazo de trabajadores

Otro proyecto presentado por el bloque de Vamos Juntos será aprobado esta semana. Se creará el Registro Único de Transporte de Mensajería Urbana y/o Reparto a Domicilio de Sustancias Alimenticias, donde se deberán transparentar los convenios entre comercios y aplicaciones. Se inscribirán allí todos los integrantes de la cadena: plataformas, locales y repartidores.

Además, el proyecto crea un marco para la protección de los usuarios de las app que establece canales de reclamos efectivos e inmediatos en casos de devoluciones o reintegros, sin perjudicar a los repartidores.

Por otro lado, la nueva normativa establece que los seguros de los vehículos correrán por cuenta de las aplicaciones, como así también los cascos homologados, la indumentaria con bandas reflectivas y los portaobjetos necesarios para trasladar la mercadería.

Por último, desde la Asociación de Personal de Plataformas consideraron que el proyecto es “discriminatorio contra los trabajadores”. Su secretaria adjunta, María Belén Fierro, resaltó que “se crea la figura del repartidor habilitado que dispone más de 15 sanciones en los códigos de transporte, de faltas y contravencional para perseguir a quienes no cuenten con el permiso”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario