Un buen repunte, con poco volumen

Economía

Pareció estar otra vez aislado del resto del mundo el mercado local, aunque en la ocasión por mejores noticias que las previas. Quedaba pendiente saber del «efecto Cristina», detrás de un «efecto Néstor» que flaco favor le había hecho a la rueda del martes, cuando su alocución alcanzó a tomar al mercado todavía funcionando.

Y se resbaló del todo. En cambio, el discurso presidencial era poscierre Merval y tenía un contenido novedoso, al incorporar lo legislativo al entuerto con el agro. Algo que calmó espíritus en la sociedad, el martes por la noche, y sirvió para abrir la rueda bursátil como queriendo dar un marco al acto de Plaza de Mayo (donde «no quedaba bien» -dijo uno- ver a la Bolsa bajando).

Pero era un día donde afuera soplaban vientos gélidos para los índices y se produjo una caída dominó: más de 1% en el Dow Jones, un inesperado tropezón notorio en el antes entusiasta Bovespa -baja de casi 2%-. Mientras los chinos quedaban como madrugadores estrella del día repuntando más de 5 por ciento. Así, resultaba un «salpicón» de índices la fecha, donde entraban signos de todo tipo y magnitud. Quedaba por ver lo del Merval...

  • Monto bajo

    Hubo repunte Merval clásico de sobrio 0,6 por ciento, tras tocar mínimo de 2.033 y alcanzar máximo y cierre en 2.048.

    Como el martes, lo más notable pasó por el otro índice, el de sólo locales y donde el M.AR repuntó hasta más de 2% en la fecha. También se dio vuelta otro elemento, el sector «bancos», que había derrapado antes y ayer situó a dos entidades entre las mejores: Hipotecario (15%) y Patagonia, con más de 9 por ciento. Diferencias de «2x1» a favor, con 40 aumentos contra sólo 20 descensos.

    Pero quedó un eslabón flotando para unir la cadena de manera armoniosa: el volumen.
    Fuerte depresión de los montos, hasta no más de $ 45 millones de efectivo y no dando un respaldo demasiado confiable. Acaso derivado de un día complicado -paro general-, pero quedando bajo la lupa de hoy. Y la Bolsa, al Congreso.
  • Dejá tu comentario