Wall Street operó con ínfima suba, marcada por balances y el petróleo

Economía

Wall Street cerró el jueves con su índice Nasdaq en récord en una jornada rica en buenos resultados de empresas, aunque las petroleras perdieron por la caída del crudo.

El índice industrial Dow Jones subió 0,03% a 20.981,33 puntos, el Nasdaq, de valores tecnológicos, subió 0,39% y llegó a las 6.048,94 unidades anotando así su segundo récord consecutivo. El índice S&P 500 ganó 0,06% a 2.388,77 puntos.

Los inversores pasaron la jornada a la espera de los resultados de tecnológicas de la talla de Microsoft, Amazon y Alphabet (matriz de Google) y todas terminaron en terreno positivo.

Empero la petrolera Apache cayó 3,3% y la firma de servicios petroleros Schlumberger perdió 1,7% cuando los precios del crudo en Nueva York cayeron a menos de 50 dólares el barril debido a la excesiva oferta.

• Europa
Las bolsas europeas operan dispares, a la espera de más detalles sobre la reforma fiscal en Estados Unidos y de la reunión del Banco Central Europeo (BCE). Londres sube un 0,2% y París se aprecia 0,2%. En tanto, Fráncfort cae un 0,2% mientras Madrid pierde 0,8%.

El gobierno del presidente Donald Trump lanzó el miércoles una fuerte rebaja de impuestos que el secretario del Tesoro Steven Mnuchin consideró como la mayor de la historia de Estados Unidos. Mnuchin hará los anuncios de la reforma fiscal que se solicitará al Congreso pero ya dijo que las compañías pagarán una tasa de 15% en vez del 35% actual.

La tasa vigente es una de las más elevadas entre los países ricos de la OCDE aún cuando en la práctica es inferior a 35% debido a las exenciones y deducciones permitidas. "Será el mayor recorte de impuestos en la historia fiscal de nuestro país", dijo Mnuchin durante un panel con inversionistas.

De cualquier forma, el impacto del plan de reforma del sistema de impuestos sobre el déficit será la clave para la supervivencia de la propuesta. En principio, la idea de reducir a 15% los impuestos a las empresas representa un recorte de 20 puntos porcentuales, y según analistas un recorte de esa magnitud podría significar 2 billones de dólares adicionales de déficit en apenas una década.

Ante esta visión, el gobierno argumenta que tal reducción de impuestos promovería la generación de empleos y estimularía el crecimiento económico; todo lo cual representaría una mayor recaudación.

Analistas económicos señalan, sin embargo, que la idea de un crecimiento del empleo mediante recortes de impuestos a las empresas no se apoya en experiencias previas.

• Tokio

La bolsa en Japón cerró a la baja, en tanto el Nikkei cayó 0,2%.

Dejá tu comentario