Espía: Justicia ahora investiga a la esposa

Edición Impresa

Sorpresa porque trabajó con mujer de jefe de Gabinete de Macri

Cuando Mauricio Macri espera conocer la suerte judicial de su ex ministro de Educación Mariano Narodowski en la causa en la que se investigan escuchas ilegales por las que se encuentra imputado Ciro James, ex funcionario de esa cartera, lo sorprendió la revelación de llamadas telefónicas entre las esposas del espía y del jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Macri atiende la suerte del ex ministro, sobre quien se determinará su procesamiento o no (ver nota aparte), para intentar conocer la propia, ya que no se descarta la posibilidad de que el juzgado a cargo de Norberto Oyarbide pueda citar al jefe de Gobierno. Pero el último avance de la pesquisa que confirmaron los investigadores se produjo sobre la esposa de James, Silvia Zanta.

Sospechas

Como en otros casos resonantes (el asesinato de Sebastián Forza, o los medicamentos truchos) el juez desplegó sospechas sobre la mujer del procesado y ventiló una relación comercial ya terminada con la esposa de Rodríguez Larreta, la conocida wedding planner, Bárbara Diez. Zanta, y otra amiga, junto a Diez, en 2007, editaron una guía para novias con avisos de proveedores para fiestas, de todo tipo, como peluqueros, modistas, salones o catering. De allí surgirían los 16 llamados telefónicos entre la esposa de James y Diez que descubre ahora la Justicia al investigar las relaciones del espía. Sin embargo, aún Oyarbide no citó ni al funcionario ni a su esposa, como tampoco a Zanta para que testifiquen sobre el asunto. Es decir, aún nadie tuvo oportunidad de explicarle al juez el motivo de las comunicaciones.

Ayer, el jefe de Gabinete de Macri, admitió la relación, que por otra parte está sellada en la publicación para matrimonios que da cuenta del nombre de las autoras.

Vinculación

James
al ser detenido reportaba como asesor de Narodowski tanto como empleado de la Policía Federal. Se lo vinculó con las escuchas ilegales al dirigente de los familiares de la AMIA, Sergio Burstein, y luego al ex jefe de la Policía Metropolitana Jorge «Fino» Palacios, también detenido en la misma causa, que terminó descabezando la cúpula de esa fuerza antes de que fuera estrenada.

En su momento el propio Larreta pidió que se investigara si su teléfono también estaba pinchado como otros que fueron descubiertos en el proceso, entre ellos el del cuñado de Macri.

Aseguran los más cercanos al jefe de Gabinete, que Rodríguez Larreta desconocía totalmente la vinculación de la esposa de James con su mujer, tanto como Diez ignoraba que su ex socia circunstancial estaba casada con el espía detenido.

Luego de esa exitosa wedding guide publicada en 2007, las mujeres se desvincularon comercialmente, al punto que habría una cesión de derechos de Zanta sobre las ediciones que continuaron saliendo, pero ya sin su firma. Las 16 llamadas detectadas por la Justicia se habrían producido entre julio y diciembre de 2007, es decir, dos años antes de que se iniciara la causa y cuando aún Macri no era jefe de Gobierno.

La repercusión del escándalo sobre las actividades del ex empleado del Gobierno porteño mantuvo en crisis a la administración durante el último semestre de 2009 y obligó a Macri a reformular la conformación de la Policía Metropolitana, nombrando a un civil, Eugenio Burzaco, como nuevo jefe de la fuerza tras la renuncia de Palacios y su segundo, Osvaldo Chamorro quien también debió renunciar al puesto, aunque no está imputado en la investigación.

Dejá tu comentario