Macri volvió a pegarse a Vidal y descartó "Plan V"

Edición Impresa

"Este es el camino por el cual vamos a derrotar la inflación", aseguró. Mientras el Presidente se mostraba una vez más junto a la Gobernadora, desde Casa Rosada ratificaban que irá por la reelección.

Marca personal de Mauricio Macri a María Eugenia Vidal. Luego de aparecer en el encierro de la gobernadora con su gabinete en Chapadmalal, el Presidente volvió a compartir un acto ayer en Junín con la mandataria bonaerense mientras desde la Casa Rosada ratificaban que Macri irá por un segundo mandato.

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, se encargó de asegurar que Macri “es el candidato a presidente” de Cambiemos y descartó un “Plan V”, en alusión a la posible postulación de Vidal. “El candidato de Cambiemos a presidente es Mauricio Macri, que va a ir por la reelección”, afirmó Frigerio al descartar las versiones sobre una posible candidatura de la gobernadora de Buenos Aires si las encuestas no le son favorables al jefe de Estado para alcanzar una reelección.

En tanto, el funcionario nacional enfatizó: “Yo voy a seguir al lado del Presidente y dentro de Cambiemos”. En ese sentido, también se refirió a la UCR y sostuvo que “la mayoría” del radicalismo seguirá dentro de la coalición de gobierno, a pesar de la posición rupturista de algunos sectores dentro del centenario partido.

Frigerio se expresó de este modo en declaraciones formuladas en la Casa de Gobierno, al término de la reunión de gabinete encabezada por el presidente Macri. Por otra parte, el jefe de la cartera política dijo que “nadie está dejando el Gobierno”, y ratificó también la continuidad de Nicolás Massot, el actual jefe del bloque del PRO en la Cámara de Diputados.

Desde Junín, Macri aseguró que Argentina está en “el camino” para “derrotar la inflación”, luego de 80 años en los que el promedio de suba de precios trepó “el 62,5 por ciento”, al relanzar el servicio público de pasajeros de esa ciudad. Macri formuló estas apreciaciones en un acto que encabezó junto a Vidal y el intendente de Cambiemos, Pablo Petrecca.

“Este es el camino por el cual vamos a derrotar la inflación, que en 80 años fue en promedio de 62,5%. Esto significa que tenemos que sacárnosla definitivamente de encima”, dijo el jefe de Estado. En un mensaje que dirigió a los vecinos de Junín, luego de viajar en los nuevos colectivos, Macri dijo que Argentina se encuentra ante “una oportunidad única en décadas” de tratar de raíz el problema de la inflación.

El Presidente admitió que “claramente cuesta”, porque es un problema “profundo” y que “lleva tiempo” resolverlo. “No nos hemos tentado con buscar un atajo o pegarlo con alambre”, agregó el mandatario. “Estamos haciendo las cosas estructurales de fondo que nos van a permitir vivir en una sociedad más justa, con mejores oportunidades para todos”, concluyó sobre el tema.

Sobre el relanzamiento del servicio público de pasajeros en Junín, que hace 25 años no tenía colectivos urbanos, Macri dijo que gobernar implicaba “no sólo hablar” sino mostrar “hechos concretos”. El jefe de Estado también habló de los problemas de seguridad, y sostuvo que cuando llegó al Gobierno encontró “un deterioro muy grave” en la materia.

“Con la seguridad encontramos un estado de deterioro muy grave. Decían que era una sensación, que no pasaba. Pero nosotros no aceptamos esa verdad, fuimos por lo que había que hacer, enfrentando las mafias, a los que roban, a los que matan, a los que venden droga”, dijo Macri.

Vidal afirmó que “cuando no se roba y se hace, podemos devolverle la confianza a la gente”. Según la mandataria, “hechos como éste nos demuestran por qué valió la pena atravesar dificultades. Nos permiten recuperar la confianza en lo que somos capaces, en lo que podemos hacer cuando trabajamos juntos”.

Durante el acto, Vidal precisó que “cuando Pablo todavía no era intendente, ni Mauricio era presidente ni yo gobernadora, recorríamos las calles de esta ciudad y hablábamos con los vecinos, el transporte público era uno de los principales pedidos. Estuvieron veinticinco años esperando. Había esperanza de cambio, pero costaba mucho creer. Después de veinticinco años era muy difícil pensar que realmente iba a ser posible”.

Dejá tu comentario