"Alfonsín fue el último en ir a un teatro no oficial; le sugerí a Fernández repetir esa sana costumbre"

Espectáculos

En la merienda con masitas, budines e infusiones que se realizó el domingo a la tarde (entre 17.45 y 19.45) en el quincho de la residencia presidencial de Chapadmalal, Alberto Fernández manifestó a empresarios y actores (Carlos Rottemberg, Javier Faroni, Mauricio Dayub, Juan Leyrado y Gonzalo Heredia) su interés y compromiso por la cultura. Con la presencia además de la primera dama, Fabiola Yáñez, también actriz, y junto al gobernador Axel Kicillof, quien cebaba mate, en la primera parte del encuentro hablaron los invitados, todos referentes de éxitos teatrales en la temporada marplatense, y en el segundo tramo, el Presidente esbozó algunos lineamientos.

Rottemberg, que había sido invitado el mismo domingo a la merienda con Fernández, preguntó primero quién asistiría y de inmediato confirmó su presencia, no sin antes tomar un puñado de sus clásicas libretitas en las que registra de puño y letra el borderaux de cada temporada, hábito (o hobby) que lleva adelante hace más de 30 años.

Rottemberg , que hizo de Uber a su amigo Mauricio Dayub y manejó de Mar del Plata a Chapadmalal, detalló a este diario: “Mi balance a la segunda semana de enero incluida me sigue dando 17% más de espectadores al teatro en Mar del Plata en relación al verano pasado. Conversamos con el Presidente sobre las causas de ese fenómeno, que a mi entender son, fuertes nombres propios encabezando marquesinas, mayor cantidad de funciones y más turismo en la ciudad”.

“En la segunda parte de la charla escuchamos el lineamiento del Presidente a favor de la cultura en general, no sólo el teatro, y aproveché para recordarle que el último presidente constitucional que había asistido a un teatro no oficial había sido Raúl Alfonsín en 1986. Le dije que sería bueno que a lo mejor alguna noche, junto con su mujer presente, actriz ella, pudiera repetir aquella costumbre de otras épocas de ver teatro”.

Alfonsín había ido junto con su mujer a una función de “Made in Lanús”, de Nelly Fernández Tiscornia, al teatro Ateneo. El expresidente Mauricio Macri no acompañó a Juliana Awada cuando fue a ver a su hermano Alejandro en “Perfectos desconocidos” ni cuando asistió a una función de “Departamento de soltero”, donde trabajaba Martín Seefeld, amigo de Macri.

Entre las ideas que lanzó Fernández en relación con la cultura sostuvo que le gustaría propiciar un derecho de autor para escultores y pintores en las sucesivas reventas de sus obras de arte, que no están resguardadas.

Del encuentro participaron también la ministra bonaerense de Desarrollo de la Comunidad, Fernanda Raverta y el ministro del Interior Eduardo “Wado” De Pedro.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario