Auge de falsas muertes de famosos en Internet

Espectáculos

Ha sido la peor semana en la historia del espectáculo, al menos para los que se creen todo lo que leen en la red: tras Michael Jackson, Jeff Goldblum, Natalie Portman y George Clooney, entre otros, dejaron supuestamente este mundo.

Afortunadamente, ni Goldblum, ni Portman ni Clooney han fallecido, pero todos fueron dados por muertos en varios sitios y redes sociales de Internet, donde las noticias de presuntas muertes de famosos han sido recurrentes en los últimos días.

La rapidez con la que la información se mueve en la red hace cada vez más difícil contrastar y frenar falsedades y, algunas veces, hasta los lectores más avezados tienen problemas para distinguir la noticia real del engaño.

A fin de cuentas, el cómico estadounidense Ed McMahon, la actriz Farrah Fawcett y el rey del pop Michael Jackson fallecieron en el transcurso de sólo dos días, por lo que muchos pensaron que otra celebridad muerta más entraba dentro de lo posible.

Muchos de los falsos rumores de las últimas jornadas se difundieron a través de la página fakeawish.com, donde los lectores pueden introducir nombres de famosos en cinco plantillas con noticias falsas, casi todas sobre defunciones.

Aunque los usuarios de fakeawish.com saben que se trata de invenciones, las presuntas muertes se extendieron como la pólvora en Facebook o Twitter, donde muchos las dieron por verdaderas.

Así, Natalie Portman falleció supuestamente al despeñarse por un acantilado en Nueva Zelanda, donde también desapareció el actor Jeff Goldblum.

Según otro de las informaciones falsas que han circulado estos días, el avión en el que viajaba George Clooney desapareció cuando sobrevolaba en estado de Colorado y su representante tuvo que contestar a decenas de llamadas de amigos del actor alarmados por su posible muerte.

Britney Spears también nos dejó esta semana según diversos mensajes publicados en Twitter, donde los representantes de la cantante emitieron el domingo un desmentido de menos de 140 caracteres, el máximo permitido por la página de micro-blogging.

Otra celebridad que ha pasado recientemente a mejor vida en muchos sitios de Internet es Harrison Ford, cuyo yate fue alcanzado por un rayo, según estas versiones, mientras navegaba en medio de una tormenta en Saint Tropez.

La noticia de la muerte del ídolo de los ochenta Rick Astley circuló por iReport.com, una página de noticias en la que son los usuarios los que publican los contenidos.

iReport.com saltó a la fama hace algunos meses después de que publicara que Steve Jobs, consejero delegado de Apple, había sufrido un ataque al corazón. Jobs se encontraba perfectamente, pero la noticia provocó un desplome en las acciones de la compañía ese día.

Los autores de la noticia sobre la muerte de Astley utilizaron un comunicado con un logotipo falso de agencia de noticias asegurando que el cuerpo del cantante había sido encontrado sin vida en un hotel berlinés.

Rick Astley se convirtió en uno de los nombres más "twitteados" y el vídeo de su tema "Never gonna give you up" acumula hoy 18 millones de visitas en YouTube, lo que demuestra que una muerte, aunque sea falsa, nunca viene mal para incrementar la popularidad.

Dejá tu comentario