El cantante R. Kelly fue condenado por tráfico sexual

Espectáculos

El artista se encuentra en prisión desde 2019 y recibió sentencia el pasado septiembre pero recién ahora se dio una condena para que cumpla. Aún debe enfrentar cargos por poseer pornografía infantil y obstruir a la justicia.

El cantante R. Kelly, conocido por éxitos como "I Believe I Can Fly" y ganador de varios premios Grammy, fue condenado este miércoles a 30 años de prisión por una corte de Nueva York. El músico de 55 años estaba acusado de tráfico y abuso sexual.

Robert Sylvester Kelly obtuvo ocho cargos por violar el Acta Mann, que prohibe transportar personas entre lineas estatales para prostitución. El cantante está preso desde julio de 2019 y en ese tiempo 45 testigos dieron testimonio para el gobierno. Aún debe enfrentar cargos por poseer pornografía infantil y obstruir a la justicia en Chicago, así como otros en Illinois y Minnesota.

El juicio llegó a su conclusión en septiembre del año pasado después de un proceso que duró alrededor de seis semanas y en el que se escucharon lapidarios testimonios de muchas de sus víctimas. Unas nueve mujeres y dos hombres brindaron detalles de los abusos perpetrados por el cantante, todos ellos "bajo amenaza y extorsión", para lo cual "contaba con un séquito de guardaespaldas y ayudantes" para reclutar jóvenes para tales fines, según quedó demostrado.

R Kelly.jpg

Los testimonios dieron cuenta además que el músico solía filmar los encuentros sexuales y, en algunos casos, solía utilizar drogas para mantener a sus víctimas sometidas, en muchos oportunidades incluso en cautiverio por algunos días. También se hizo referencia a la relación que R. Kelly mantuvo con la fallecida cantante Aaliyah, con quien se casó cuando ella tenía 15 años y a la que obligó a falsificar su documentación con la complicidad de un juez.

"El veredicto de culpabilidad de hoy marca para siempre a R. Kelly como un depredador, que usó su fama y fortuna para aprovecharse de los jóvenes, los vulnerables y los sin voz para su propia satisfacción sexual. Se ha escuchado la voz de las víctimas de este caso, y finalmente se ha hecho justicia", dijo a través de un comunicado, en septiembre, la fiscal federal Jacquelyn Kasulis. En tanto, la defensa del artista insistió en que las relaciones fueron consentidas y que, en todo caso, se trataba de "fans despechadas que quieren vengarse de él porque sus relaciones no funcionaron". En tal sentido, los abogados argumentaron que el cantante era "una celebridad que no necesitaba una empresa criminal para atraer personas para realizar actividades sexuales".

R. Kelly vendió a lo largo de su carrera unos 75 millones de discos y ganó tres premios Grammy, pero desde hace años, cuando las denuncias se hicieron insostenibles, Spotify retiró sus canciones de las listas de reproducciones.

Dejá tu comentario