Cerró ayer el Festival de Cannes más político

Espectáculos

Cannes (AFP, Reuters y ASN) - El jurado en pleno del 57° Festival de Cannes aplaudió largamente ayer a Michael Moore, el sorprendente ganador de la Palma de Oro, máximo galardón de la muestra, por su documental anti-Bush, «Fahrenheit 9/11». El polémico director norteamericano fue también ovacionado por el público agrupado al pie de la famosa escalinata del Palacio de Festivales, que subió acompañado de su esposa e hija para asistir a la última proyección de su película y el cierre de la muestra.

El presidente del jurado, su compatriota Quentin Tarantino (que, en conferencia de prensa había calificado al film «como el mejor de todos», negando que el documental, una furibunda crítica contra la administración Bush y la invasión a Irak, haya sido premiado por razones políticas), lo abrazó afectuosamente antes de entrar en la sala de proyección. Esta es la primera vez que un laureado con la Palma sube las escalinatas del Palacio de Festivales con el trofeo en las manos, puesto que este año el Festival transformó su clausura, proclamando los premios en una ceremonia celebrada el sábado.

• Repercusiones

Entretanto, aprobadora o disconforme, entusiasta o crítica, la prensa internacional coincidió en señalar ayer el carácter político de la Palma de Oro para Michael Moore, que tuvo escueta difusión en la prensa prensa estadounidense. «The New York Times» opinó que «la recompensa a Moore va más allá del mundo del cine y de las luminarias» y subrayó que se trata de una « sorpresa». «Poco importa lo que usted piense sobre Moore, está claro que tiene dinamita y que proviene de varias fuentes», afirmó el diario al indicar que el documental contiene numerosos testimonios. «Por supuesto que Moore fue selectivo en su elección (del material), es un hombre polémico y no un periodista», agregó el diario neoyorquino. «Los Angeles Times» le dedicó una crónica somera en la que subrayó que el galardón de Cannes es el primero para un documental en casi 50 años.

Por su parte, el diario español «ABC» estimó que
«el Festival eligió lo políticamente correcto». Y agregó que «tal vez el sentido de la política o de la paz mundial diera ayer un gran paso con esta Palma de Oro, pero, desdeluego, el cine no ganó ni un euro». En Italia, el « Corriere della Sera» señaló que «Moore gana en Francia, país que se opone a la política norteamericana» en Irak.

Dejá tu comentario