Cannes anunció su plan y afirmó que "el cine vive"

Espectáculos

Se suman películas de Sean Penn, Nanni Moretti y Kirill Serebrennikov. Hispanoamérica no tendrá representantes, pero tampoco Netflix.

Sean Penn y Nanni Moretti otros dos directores que competirán con Paul Verhoeven y Wes Anderson por la Palma de Oro de Cannes, de la que este año estarán ausentes los cineastas argentinos e iberoamericanos en general. Tras su anulación el año pasado debido a la pandemia, el festival se celebrará de manera presencial entre el 6 y el 17 de julio. En total, habrá 24 películas en la sección oficial. Acompañado por el presidente del Festival, Pierre Lescure, el Director Artístico y delegado general del certamen, Thierry Frémaux, presentó los títulos seleccionados y afirmó que “Cannes debe volver con todos los ingredientes que han hecho su leyenda: la alfombra roja, las estrellas, los autores, los medios”, afirmó.

Penn regresa con “Flag day” (El día de la bandera), y el italiano Nanni Moretti (Palma de Oro en 2001 por “La habitación del hijo”) lo hará con “Tre Piani”. El ruso Kirill Serebrennikov competirá con “La fiebre de Petrov”. En 2018, el director no pudo viajar a Cannes a presentar “Leto”, puesto que se hallaba bajo arresto domiciliario en un caso denunciado como una maniobra política. Estas películas competirán junto a las tres ya anunciadas hasta ahora: “La crónica francesa”, de Anderson, “Benedetta”, de Verhoeven, y “Annette”, el film de apertura de Leos Carax con Adam Driver y Marion Cotillard. El tailandés Apichatpong Weerasethakul presentará “Memoria”, rodada en Colombia, con Tilda Swinton y Jeanne Balibar. En competición oficial, también estarán el iraní Asghar Farhadi, con “Un héroe”, y el francés Jacques Audiard, con “Les Olympiades”. Cuatro mujeres, entre ellas la francesa Catherine Corsini, competirán por la Palma de Oro, que será otorgada por el jurado presidido por Spike Lee.

“Hemos oído decir que las salas de cine iban a morir con la pandemia”, dijo en rueda de prensa el delegado general del Festival, Thierry Frémaux. Pero “la afluencia del público tras la reapertura de los cines en Francia y en otros países” demostró lo contrario, añadió. “Y el Festival de Cannes es la segunda gran noticia para el cine”. Los organizadores anunciarán en los próximos días la composición del jurado. En la sección paralela “Una cierta mirada” se destaca “Noche de fuego”, de la mexicana Tatiana Huezo, y entre las sesiones especiales, figura “O marinheiro das montanhas” del brasileño Karim Ainouz. El certamen contará con una nueva sección, Cannes Premières, que incluirá este año los últimos trabajos de Oliver Stone (“JKF, revisited: through the looking glass”) y el primero como directora de Charlotte Gainsbourg, sobre su madre, Jane Birkin. Fuera de competición, Matt Damon protagonizará el thriller “Stillwater”, de Tom McCarthy.

El festival se celebrará dos meses más tarde de sus fechas habituales, coincidiendo con el levantamiento progresivo de las restricciones impuestas en Francia por la pandemia.

Aunque solo se espera la mitad de los 40.000 asistentes diarios que suele atraer, no se prevé ninguna limitación de aforo en las salas. En cambio, se exigirá un “pase sanitario” (prueba de vacunación o un test PCR negativo). Frémaux aseguró que se acabaron “los besos” en la alfombra roja, aunque “el sentimiento seguirá ahí”. No habrá este año títulos de Netflix y otras plataformas de streaming, en la ya habitual férrea defensa que Cannes hace de la exhibición de cine en salas. Queda pendiente conocer un título más que completará la nómina de los aspirantes a la Palma de Oro, un “blockbuster” en palabras de Frémaux (un “tanque” hollywoodense) que además dará cierre a la muestra.

Dejá tu comentario