"Implosión": la reconstrucción interior de un tiroteo demencial

Espectáculos

En 2004, en Carmen de Patagones, un joven les disparó a sus compañeros. Esta película lo rememora.

Esta película comienza con fragmentos de noticieros de una masacre escolar como las que pasan en Estados Unidos. Tras los títulos, años después, dos sobrevivientes de aquella masacre, ya hombres grandes, van a la escuela donde ocurrió a hablar con los alumnos. Reciben indiferencia, incomprensión. También hay burlas contra una joven mujer policía , algo propio de estos tiempos. Los dos hombres sienten la necesidad de encontrar al causante de aquella masacre. y emprenden la búsqueda. Son capaces de recorrer kilómetros hasta encontrarlo. El asunto es ¿para qué? ¿Para vengarse? ¿Para que les pida perdón? Exactamente, ¿qué quieren? A esta altura, si lo encuentran ¿qué les va a solucionar? Hay ceguera, y también reflexiones. Tal es el asunto de esta película de Javier Van de Couter, bien llevada, con un buen planteo y asuntos que nos tocan de cerca. Pero hay algo más. Quizás el lector lo recuerde.

Carmen de Patagones, setiembre 28 de 2004. Sin decir agua va, un pibe de 15 años se plantó frente a sus compañeros de la secundaria, descargó contra ellos la Browning de su padre, mató a tres, hirió a cinco, volvió a cargar, otro pibe logró reducirlo. Luego una jueza lo mandó a un centro psiquiátrico y quizás todavía esté ahí. Al padre, suboficial de Prefectura, los superiores lo condenaron a dos meses de arresto por negligencia en el cuidado del arma, y lo mandaron castigado a otro destino. Los vecinos nunca más lo vieron.

Van de Couter, natural de esa ciudad, tenía entonces 29 años. Actor, libretista (la miniserie “Historia de un clan”), director, mucho tiempo después conoció a Rodrigo Torres y Pablo Saldías, dos de los sobrevivientes del tiroteo. Y fue madurando una idea. No la de hacer una película ficcional sobre aquel día en que todo explotó, sino la de representar con ellos lo que se rompe dentro de las personas, o de un grupo. Una implosión. Otro director habría hecho un documental. El prefirió respaldarse –y darles a los dos amigos para que se sostengan- en los cánones estabilizadores de la ficción. Así es como hizo la obra, combinando realidad, psicodrama y reglas claras de dramaturgia. El método puede discutirse, pero el resultado puede llegar hondo.

“Implosión” (Argentina, 2021) Dir.: J. Van der Couter. Int.: R. Torres, P. Saldías, J. Giménez, N. Suárez.

Temas

Dejá tu comentario