Liam Neeson, demasiado honesto para ladrón

Espectáculos

Liam Neeson, el Charles Bronson del cine moderno, es también uno de los actores mas prolíficos del Hollywood actual. No dejó de filmar ni durante la pandemia, y en lo que va de las ultimas dos décadas transitó por todos los subgénero del cine policial. Sus películas nunca son excepcionales (salvo unos pocos casos), pero tampoco nunca están del mal del todo, y “Venganza implacable” es uno de ellos. Aquí el ex Schindler es un marine retirado que, más como terapia personal que por el dinero, comete una serie de robos perfectos a bancos, con el método boquetero y sin herir a nadie. A lo largo de 8 años reúne 9 millones de dólares hasta que conoce a una mujer deslumbrante, se enamora y deja de robar. Entonces comete su error: para no tener que ocultarle ningún secreto a su futura esposa, llama al FBI para entregarse y devolver el dinero a cambio de una condena corta, pero con la mala suerte de que los que reciben su oferta son dos agentes corruptos.

A partir de ahí le tratarán de robar el botín y le endilgarán un homicidio. Nuestro héroe, entonces, tendrá que demostrar algo tan difícil como que él solo era un ladrón y no un asesino. Mark Wiliams, el productor de “El contador”, maneja bien el ritmo y las múltiples escenas de acción de esta película con un falso culpable que tampoco es del todo inocente. Igual que tantas otras películas de Neeson, “Venganza implacable” no es memorable pero sí entretenida.

“Venganza implacable” (“Honest Thief”, EE.UU., 2020). Dir.: M. Williams. Int.: L. Neeson, K. Walsh, R. Patrick.

Temas

Dejá tu comentario