23 de agosto 2001 - 00:00

Lessing: 50 años de historia

Fritz Watrubo.
Fritz Watrubo.
(23/08/2001) En la sede del Archivo y Museo Histórico del Banco de la Provincia de Buenos Aires «Dr. Arturo Jauretche» (Sarmiento 362) y con el auspicio de la Embajada de Austria se inauguró «Erich Lessing 50 Años de Fotografía». El artista nacido en Viena en 1923, emigró a Palestina, en ese entonces bajo mandato británico, donde realizó estudios en el Technion de Haifa. Trabajó como fotógrafo en playas y escuelas infantiles y más tarde en el ejército británico. A su regreso a Austria en 1947, fue reportero gráfico para Associated Press y fotógrafo independiente para varias revistas, entre ellas, «Life» y «Paris-Match». En 1951 se incorporó a la Agencia Magnum, fundada en 1947 por los ya famosos Cartier Bresson, Robert Capa y David Seymour.

Premiadas en 1956 con el American Art Editors Award, sus fotografías sobre la revolución húngara dieron la vuelta al mundo. Varios de estos conmovedores testimonios están presentes en la exposición, y pueden ser escenas recientes de las constantes guerras que asuelan al mundo. Tanto estas fotos de la posguerra en Europa Oriental y Occidental así como las de los refugiados son absolutamente vigentes.

Lessing ha publicado más de 40 libros de arte en ediciones austríacas, alemanas, francesas, italianas y americanas: «Imago Austria», la historia de su país; «La Biblia», la historia del pueblo judío; «Los viajes de Pablo»; «La historia y el arte del Renacimiento italiano»; «La historia de francia», etc. En 1966 recibió el Premio Nadar por su libro «Viajes de Ulises» del que se editaron 75.000 ejemplares.

También le fue otorgado el Premio de la Ciudad de Viena Dr. Karl Renner y la medalla Ymre Nagy otorgada en su momento por el presidente de Hungría. Su archivo, que puede consultarse en agencias de fotografía y editoriales de los EE.UU., Japón y en toda Europa, consta de más de 16.000 diapositivas color. Entre los temas de la exposición hay un capítulo dedicado a los personajes de la época como los Consejos de Aliados, las cumbres de los políticos de entonces: Adenauer, Eisenhower, De Gaulle, Kruschev, Churchill.

A partir de 1960, trató de reconstruir la vida y su entorno cultural, en ese sentido son reveladoras las imágenes de Maurice Chevalier, Peter Ustinov, Herbert von Karajan, Dubuffet, el escultor Fritz Watrubo, Marcel Marceau, Nureyev. Actualmente se dedica a fotografiar arte, religión, y paisajes donde hay vestigios artísticos de antiguas culturas. Deben destacarse la composición de los lentes de Schubert sobre una de sus partituras o la visión desde el órgano de una iglesia barroca de Viena donde Mozart dirigió su primera misa cuando tenía doce años.

Lessing nunca creyó que la fotografía pueda cambiar las acciones y reacciones del ser humano o influir en la política. Pero como señala Allstair Crawford, uno de los analistas de su obra, Lessing comprendió y confesó que las fotografías sobre la guerra de Vietnam influyeron en la opinión pública norteamericana. Sus fotografías son directas, revelan su pensamiento, constituyen un recorrido por la historia de los últimos 50 años, imágenes de gran contenido y evocadoras de una época fundamental del siglo XX.

* En GR, Galería de la Recoleta, se exhibe
«Intermundo», pinturas, objetos y obra digital de Rodolfo Agüero. Este artista realiza una importante labor docente como titular de la Cátedra de Grabado y Arte Impreso del IUNA, de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de La Plata, así como titular de la cátedra Multimedia del Instituto de Investigación de Arte Cromos. Entre otros, ha recibido el Gran Premio de Honor del X Salón Nacional de Grabado y Dibujo (1974). Obra luminosa en varios sentidos. Si se trata de las cajas-objetos, están pintadas en blancos purísimos enfatizados por las gradaciones de azules, naranjas y rojos. Los elementos geométricos, esferas o conos, están colocados estratégicamente en espacios que invitan al juego y al contemplador a participar de él.

Debe destacarse la realización minuciosa, la artesanía impecable con las que aborda su construcción que por otra parte exige una concentrada lectura por la cantidad de sorpresas compositivas. Lo mismo ocurre con los cuadros-objeto. Sus indagaciones en el campo de la tecnología también deparan sorpresas ya que las obras realizadas en técnica digital siguen pautas geométricas rigurosas. Entre estas obras,
«Neo» (1999), se destaca por su compleja composición, el ritmo de las diagonales, el luminoso cromatismo, las alusiones al mundo mecanizado y anticipatorio de un Leger. Obra original, fruto de su larga experiencia en la disciplina gráfica y de su constante investigación para dotarla de esa contemporaneidad que no está vaciada de contenido. Agüero 2502. Clausura el 9 de setiembre.

Dejá tu comentario

Te puede interesar