Gene Simmons, líder de Kiss: la edad de la razón

Espectáculos

En agosto, la señal A&E emitirá un documental en dos partes antes del tour final de los 50 años de la banda que alguna vez fue considerada demoníaca.

“Por favor escuchen a los científicos, escuchen a los médicos. En cada uno de los conciertos de la que será nuestra última gira en 50 años de carrera les vamos a pedir a nuestros fans que se vacunen. Y nuestra gente y el personal técnico van a trabajar con barbijo y se van a lavar las manos cada hora”, dijo ayer Gene Simmons, líder de Kiss, en un Zoom con la prensa internacional del que participó este diario.

Nada, ni siquiera la pandemia, detiene a uno de los grandes fenómenos de la historia del rock ‘n roll, que se despide con “The Final Tour Ever: End of the Road”, que se extenderá desde el próximo 18 de agosto hasta el 21 de julio de 2022, con una fecha prevista en Buenos Aires el 23 de octubre. Pero, antes de empezar esta gira, Kiss también estará presente gracias al antológico documental “KISStory”, que en tres horas de material de archivo y nuevas entrevistas repasará ese medio siglo, con todos sus altos y bajos y sus tours mundiales que los trajeron tres veces a la Argentina para locura de sus seguidores, quienes una vez, en los 80, habían agotado las localidades del estadio de Boca solo para darse cuenta de que todo era una estafa en la que Kiss no tenía nada que ver y que todo era un ardid de unos estafadores. Algunos conservan todavía esas entradas falsas como una reliquia.

Para anunciar el estreno latinoamericano de “KISStory” (el 21 y 22 de agosto), una película en dos partes de una hora y media cada una, la señal A&E logró que Simmons, fundador de la banda junto a Paul Stanely, ofreciera una conferencia de prensa atípica.

“Hay cosas que han cambiado en todos estos años. Sobre todo con lo que se suele llamar corrección política, y creo que muchos de esos cambios hacían falta y están bien, como por ejemplo que hay algunos términos que a las mujeres no les gusta escuchar y cosas así”, explicó Gene Simmons a este diario cuando le preguntamos cómo se seguía siendo Kiss en la era del “MeToo”. Luego agregó que ”tenemos canciones con contenido sexual, como ‘Lick it up’, pero que como toda canción, libro o película, son parte del mundo de la ficción, no algo que suceda en la vida real, y por eso los fans lo entienden y la vamos a seguir tocando en nuestros shows. Y también temas como ‘Christine Sixteen’ que estarán presentes en los conciertos”.
1.jpg
Simmons. Izq., antes de iniciarse el diálogo por Zoom con la prensa internacional.

Simmons. Izq., antes de iniciarse el diálogo por Zoom con la prensa internacional.

Un Simmons muy de entrecasa, con problemas de conectividad, con un buzo y una gorrita de béisbol, se apoyó sobre una pared pedregosa del jardín de su casa para hablar, entre otras coas, de cómo es cumplir 72 (el próximo 25 de agosto) y seguir siendo fiel al lema de Kiss: “Ustedes querían lo mejor y aquí les damos lo mejor”, que suele gritar este demonio rockero al comenzar sus shows.“Uno es como un auto, hay que cuidarlo bien y puede durar. Muchos grandes músicos llenaron su cuerpo de drogas y alcohol y murieron jóvenes. Yo puedo seguir dando los explosivos shows de siempre porque no sólo dejé las drogas y la bebida hace mucho. Me encantan las tortas, las galletitas, los chocolates y los dulces, pero soy muy moderado. Además, voy al gimnasio casi todos los días.”

El documental muestra cómo Simmons y Paul Stanley decidieron seguir con la banda sin los otros dos miembros originales, Peter Criss y Ace Frehley. Con respecto a esto, Simmons también recurrió a la metáfora automovilística: “Si estás manejando un auto que tiene dos ruedas pinchadas, en algún momento no te queda más remedio que parar y cambiarlas. Peter y Ace fueron y serán parte importante de Kiss, que además de banda es una familia, pero tres veces tratamos de reincorporarlos al grupo y las tres las cosas no terminaron bien, así que no hubo más remedio que reemplazarlos, lo que no implica que no sigan siendo familia tanto para mí como para Paul”.

Sobre estas confesiones de vida sana también surgió la pregunta acerca de cómo hace un músico de rock para seguir inspirado cuando no sólo no se droga ni bebe, sino que ni siquiera puede comer dulces, Simmons se pone serio y le contesta al colega colombiano, que le hizo la pregunta: “Lo que siempre me va a seguir inspirando es mi madre, que cuando era chico me crió en Israel sola, porque mi padre nos abandonó. Y me trajo a los 8 años a los Estados Unidos. Yo no conocía a nadie, hablaba solamente hebreo y un poco de turco, pero lo primero que escuché cuando llegué a América fue una canción de Chuck Berry, y ahí cambió todo. También nos interesa el negocio, somos capitalistas, y hasta cuando la gente va a la iglesia te piden plata. Pero eso no nos importa tanto como lograr que cada uno de nuestros conciertos y discos logren que el público, aunque sea por un rato, sea un poquito más feliz”.

Por ultimo, el gran enigma: cómo se sentirán él y Paul Stanley la noche del ultimo show. “Supongo que nos abrazaremos y lloraremos, pero sabemos que eso es lo que hay que hacer después de 50 años. Y es bueno que así sea”.

Temas

Dejá tu comentario