Adiós a Diana Rigg, impar "vengadora"

Espectáculos

Ayer de madrugada, en su casa de Londres, rodeada de los suyos, murió Diana Rigg. Tenía 82 años, y un cáncer que se le había declarado en marzo. Fresca y encantadora, fue la espía más deliciosa de la serie “Los vengadores”, allá en el “swinging London” de los ’60. Su papel, Emma Peel, que hizo durante 51 capítulos entre 1965 y 1968 de la serie, fue el que le dio la mayor popularidad. Aunque el protagonista, Patrick Macnee, tuvo otras actrices como compañeras a lo largo de las diferentes temporadas de la serie, fue Rigg la que se destacó, y por ese papel obtuvo dos nominaciones al premio Emmy.

En su infancia, entre los tres y los ocho años, Rigg vivió en la India, donde su padre era funcionario ferroviario. Al regreso,quizás influida por su abuelo (que le leía páginas desde T. S. Eliot a Shakespeare), se le atrevió a la actuación. Obtuvo un papel, después de una audición exitosa en 1955 en la Real Academia de Arte Dramático, en “El círculo de tiza caucasiano”, de Bertolt Brecht.

Más tarde, fue estrella en la Royal Shakespeare Company, con la que hizo clásicos como “Sueño de una noche de verano” y “Rey Lear”. Otros logros con esa compañía fueron “Othello”, “El mercader de Venecia”, “La fierecilla domada”, “Troilo y Crésida”, “Macbeth”, “Noche de reyes” y “La comedia de las equivoacaciones”, además de “El misántropo”, de Molière, “Pigmalión”, de George Bernard Shaw, y “Madre Coraje”, también de Brecht.

A fines de 1963 obtuvo el papel que la inmortalizó a través de un contrato con la cadena Associated British Corporation, desde el que cambió los parámetros de la mujer de su tiempo y las formas de las actrices inglesas para afrontar la seducción

También, fue la única mujer que se casó con James Bond, momento culminante de “Al servicio secreto de Su Majestad” (1969), cuando 007 fue interpretado por el hoy olvidado George Lanzeby. Deliciosa en “El mercader de la muerte”, “El sindicato del crimen”, “El diablo bajo el sol” y otras buenas películas. Inolvidable en miniseries de la BBC como “Mother Love”.

De vuelta en la escena, brilló en la madurez protagonizando “Medea”, “Madre Coraje” y otras mujeres bravas, y se retiró con el título de Dama del Imperio Británico. El público más joven la conoció y disfrutó en otro personaje: ella era la filosa Reina de Espinas Olenna Tyrell en “Juego de tronos”. También reencarnó a la temible Mrs Danvers en una versión televisiva de “Rebeca”. Su última labor es “Last Night in Soho”, una de terror que se estrenará en 2021, y donde también aparecen Rita Tushingham y Terence Stamp.

P.S.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario