"Billions": la miniserie a la que la pandemia puso en suspenso

Espectáculos

Inspirada por la crisis financiera de 2008, está basada en un libro del periodista de The New York Times Andrew Ross Sorkin.

La excelente serie“Billions”, que iba por su quinta temporada en Netflix y estrenaba un capítulo por semana, quedó congelada en su séptimo episodio a causa de la pandemia. La serie, original de Showtime, fue suspendida en medio del rodaje, como tantas otras, lo que no impidió que se lanzara lo que había. Se trata de la serie pionera en sumergirse en el universo de las finanzas, que tiene como eje el crack bursátil de 2008 que inspiró libros y películas, como una segunda y olvidable secuela de “Wall Street” con Michael Douglas, “El lobo de Wall Street” o “La gran apuesta”.

“Billions”, escrita, entre otros, por el columnista del diario The New York Times, Andrew Ross Sorkin, autor de “Too Big To Fail”, atrapa por la construcción de los conflictos y el duelo actoral entre Paul Giamatti como Chuck Rhoades, fiscal de Nueva York, obsesionado con encarcelar al multimillonario y financista interpretado por Damien Lewis (el soldado Brody de “Homeland”), en el papel de Bobby Axelrod. Ambos conviven poco en pantalla mientras juegan al gato y al ratón y se los disfruta en el intercambio con personajes igualmente brillantes como Wendy Rhoades (Maggie Siff), esposa de Chuck, quien además trabaja como psicóloga para Axelrod y resulta una pieza clave para adiestrar los egos de los empleados del “hedge fund” de su paciente.

El personaje central está inspirado en el inversor estadounidense Steven Cohen, atrapado en un caso de uso de información privilegiada en 2012 pero nunca sentenciado. Fue llevado a juicio por el entonces fiscal federal de Manhattan Preet Bharara, quien influyó, en parte, en el personaje de Chuck Rhoades. Lo mejor llega entre la segunda y tercera temporada, donde se desnudan las historias de estos personajes. Los diálogos mejoran con las temporadas. Las referencias a películas, historia, novelas y temáticas de la cultura estadounidense son numerosas, y la música de Eskmo es exquisita.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario