28 de marzo 2021 - 18:40

Dónde ver The Wire online

Entre las series que ya terminaron y que se convirtieron en clásicos que aún convocan fans está "The Wire". Con cinco temporadas llegó a su fin en 2008 y muchos la mencionan como una de las mejores de la historia. 

the-wire-season-1-tv-show-image.jpg

Entre las series que ya terminaron y que se convirtieron en clásicos que aún convocan fans está "The Wire". Con cinco temporadas llegó a su fin en 2008 y muchos la mencionan como una de las mejores de la historia.

La única forma de ver "The Wire" es a través de HBO GO. Dado que es una producción original de ese canal, la compañía se reservó los derechos de exclusividad, algo no menor en tiempos en que la guerra del streaming es encarnizada por captar a la audiencia que cada vez tiene más opciones.

David Simon, creador y co-guionista de la miniserie de HBO tres veces ganadora del premio Emmy The Corner, este sencillo y extremadamente realista drama sigue una caótica y controvertida investigación de drogas y asesinatos en Baltimore que conllevará peligrosos escuchas telefónicas y continua vigilancia. Mostrando ambas perspectivas, de la policía y de sus criminales, la serie captura un universo donde distinguir entre el bien y el mal, el delito y la condena, es siempre desafío.

The Wire Trailer (HBO).mp4

Simon y Ed Burns, el otro guionista, escribieron la serie como un llamado de atención en el nombre de la ciudad que más aman, Baltimore, en el estado de Maryland. Lo curioso con Baltimore es que aunque está muy cercana a Washington, la conocida capital de los Estados Unidos, es catalogada por muchos como la peor ciudad del país, llena de crimen, de asesinatos y donde reina el narcotráfico, a gran escala y de calle.

Un éxito en plena pandemia

Un dato más que curioso es que HBO dio a conocer el año pasado cifras sobre el consumo durante los aislamientos por la pandemia y "The Wire" triplicó sus niveles de audiencia. Superó incluso a tanques de las series como "Los Soprano" y "Sex and the City".

The-Wire-Curiosidades-18.jpg

Los guionistas se esforzaron por crear una visión realista de una ciudad estadounidense con base en sus propias experiencias. Simon, antiguo periodista del Baltimore Sun, pasó un año investigando un departamento de homicidios de la policía para su libro, Homicide: A Year on the Killing Streets, donde conoció a Burns.

Burns trabajó en el Departamento de Policía de Baltimore durante 20 años, y más tarde como profesor en una escuela intermedia. Ambos pasaron un año investigando la cultura de la droga y la pobreza en Baltimore para su libro, The Corner: A Year in the Life of an Inner-City Neighborhood. Sus experiencias se utilizan en muchas de las historias de The Wire.

De hecho, muchos de los personajes que aparecen en la serie están inspirados en personas de la vida real que marcaron de uno u otro modo la historia de la ciudad.

Un tema central en la estructura y desarrollo de la serie es el uso de tecnologías electrónicas de vigilancia usadas por la policía, de ello el título The Wire ("el alambre", cuyas interpretaciones podrían ser "espiar", "el pinchazo" o "la escucha"). Estas tecnologías aparecen de manera realista reflejadas como es habitual desde ambos lados de la ley, por una parte los sistemas y técnicas utilizados por los criminales para evadir la vigilancia y por la otra las contramedidas empleadas por la policía.

La clave de la serie es la demostración de los fallos y vicios de las diversas instituciones y su capacidad de sabotear sus propios propósitos por nobles que parezcan; rara vez es mostrado que una institución, gubernamental, mediática, policial o criminal, sea exitosa en sus metas sin consecuencia alguna: por ejemplo, la policía impone sus propios límites de acuerdo al capricho de los altos mandos o de la alcaldía, los puertos tienen que recurrir al robo y al tráfico de bienes para mantener cierta influencia política, las instituciones educativas son limitadas a cumplir un nivel educativo estandarizado para mantenerse a flote y los periódicos se reducen a imprimir noticias que tienen que manipular al inflar su importancia, optando por inventar gran parte del contenido para continuar siendo relevantes.

Igualmente, las empresas criminales deben abastecerse constantemente de trabajadores, cabecillas e incluso de jefes traficantes que caen bajo el ámbito violento de sus propias actividades.

La historia recorre la criminalidad de uno y otro lado, de los que no se acatan a la ley y los que deberían hacerla valer pero en lugar de eso también la violan, como policías y políticos corruptos, mientras los detectives intentan limpiar las calles.

Dejá tu comentario

Te puede interesar