14 de abril 2024 - 14:12

"Sismo Magnitud 9.5": una película catástrofe que viene de China

Aunque la película, con escenas espectaculares sobre un terremoto, carece del nivel de las de Hollywood, tiene a su favor un punto de vista donde se resalta el coraje, la disciplina y la energía de una sociedad.

Una escena de Sismo Magnitud 9.5, el film catástrofe de Oxide Pang Chun
Una escena de "Sismo Magnitud 9.5", el film catástrofe de Oxide Pang Chun

Esta película del género catástrofe proveniente de China no alcanza el nivel impuesto por el cine norteamericano en los ’70, pero Igual es entretenida. Pasa todo tipo de sucesos y explosiones desde el primer minuto, hay bastante despliegue, unos toques de inocente épica, y el final tiene una escena de honrada emoción. La excusa: después de unos movimientos telúricos surge en un almacén de residuos una imprevista, interminable cadena de explosiones que se expande por todo un parque industrial de plantas químicas y amenazan arrasar en pocos minutos toda la ciudad de Guancheng con sus edificios, habitantes y mascotas.

Hay un antecedente, la explosión de tanques de productos químicos en el puerto de Tianjin, año 2015, donde, según cifras oficiales, murieron solo unas cien personas. Es lógico pensar que en cualquier momento podría suceder algo todavía peor. Pero ésta no es una película de denuncia, sino de propaganda. Así vemos cómo, ante las primeras noticias del desastre, se despliega de inmediato un denominado Plan Nacional de Respuesta Ante Accidentes Industriales, con todo el personal de bomberos perfectamente alistado, entrenado, uniformado y equipado con elementos modernísimos, como un ejército de drones que localizan sobrevivientes mientras avanzan zumbando en lo alto como moscardones, y tanques robots que llegan lanzando agua justo cuando los héroes de la película parecen a punto de ser envueltos por las llamas.

Los héroes son, por supuesto, los bomberos, que vienen de salvar un gatito y pronto deben salvar a un grupo de escolares arrinconados en una terraza, y buscan la forma de rescatar aquí y allá a los obreros caídos bajo los escombros. No tienen un minuto de descanso, pero al menos uno de ellos recuerda el próximo cumpleaños de su padre. ¿Llegará a festejarlo? Si ésta fuera una película norteamericana estamos seguros que todo terminará en festejo de cumpleaños. Pero es china, y a todo lo largo se recalcan los valores de amor al trabajo, disciplina, energía, obediencia y sacrificio. En las filas de los héroes acecha la desgracia.

Mientras, en las páginas del guión, acecha la comodidad de los lugares comunes, y la poca práctica para componer algo más que clisés. No importa, el director sobrevuela alegremente esas minucias. El director es Oxide Pang Chun, que, solo o con su hermano gemelo Danny Pang Fat, ha cometido toda clase de films, básicamente de terror, como “El ojo” y “Los mensajeros”, y de acción, como “Bangkok Dangerous”, que después rehicieron en Hollywood con Nicolas Cage (acá se estrenó como “Bangkok en peligro”). Y también una de bomberos en lucha contra el fuego, “La torre del infierno”. Cuidado, no confundir con “Infierno en la torre”, la superproducción de Irwin Allen de la que todavía hay mucho que aprender.

“Sismo Magnitud 9.5” (Jing tian jiu yuan, China. 2022); Dir.: Oxide Pang Chun; Int.: Jian Du, Quianyuang Wang,

Dejá tu comentario

Te puede interesar