Un éxito de sólo una década

Espectáculos

A los 59 años, el gales Ken Follett es uno de los best sellers más destacados de Gran Bretaña. Sus más de treinta novelas, que pertenecen a tres géneros distintos (thriller de espionaje, novela histórica y thriller de alta tecnología), han vendido millones de ejemplares. De la reciente «Un mundo sin fin», continuación de su consagratoria intriga medieval «Los pilares de la Tierra», en su traducción española llevan ya vendidos cerca de 2 millones de ejemplares, y en los diversos países donde ha sido publicada se ha mantenido por meses en los primeros puestos de la listas de los más vendidos.

Ese éxito casi constante (fracasó solo con las novelas de suspenso que partían de tecnologías de punta) ha hecho que le contraten por 33 millones de euros la trilogía sobre temas del siglo XX que ha comenzado a escribir y que entregará en 7 años.

Follett se proponía ser profesor de Filosofía, y así se graduó en la University College of London, pero luego de casarse, por primera vez, decidió pasar al periodismo, y luego de allí, como ya lo había hecho Frederick Forsyth, a la novela popular de acción y suspenso. Comenzó a escribir ficción en 1997 para poder arreglar su auto, en 2001 le confió a The New York Times que tendría probablemente unos 20 millones de euros bien ganados a través sus libros. Follett representa el modelo de escritor que veneran las multinacionales del libro.

M.S.

Dejá tu comentario