Efecto rebrote en Wall Street: el Dow Jones alcanzó su nivel más bajo en 3 meses

Finanzas

Debido a la segunda ola de coronavirus en Europa y EEUU, que ya produjo nuevos confinamientos, las principales bolsas sufrieron nuevos derrumbes. Las acciones en Wall Street cayeron hasta 3,7%.

Las acciones globales volvieron a derrumbarse este miércoles debido al aumento de las infecciones de coronavirus en Europa y Estados Unidos, que ya causaron nuevos confinamientos. En Wall Street, los índices sufrieron retrocesos superiores al 3%.

El Promedio Industrial Dow Jones cayó un 3,4%, a 26.519,95 puntos, su nivel más bajo desde fines de julio. Mientras tanto, el S&P 500 perdió un 3,5%, a 3.271,03 unidades. Ambos referenciales registraron su peor retroceso diario desde el 11 de junio. Por su parte, el tecnológico Nasdaq Composite cedió un 3,7%, a 11.004,87 puntos.

Las pérdidas se produjeron luego de que doce estados de Estados Unidos establecieran récords de pacientes hospitalizados con Covid-19.

Las acciones de hoteles, aerolíneas y otras empresas relacionadas con el ocio, sensibles a las turbulencias relacionadas con la pandemia, se hundieron y el índice S&P 1500 Airlines cayó un 4,3%. Paralelamente, el índice de energía cayó un 4,2% debido a que los precios del petróleo bajaron más de 5% por temor a una caída más profunda en la demanda de combustible.

A solo seis días de las elecciones, el indicador de miedo de Wall Street se disparó a su nivel más alto desde el 15 de junio. Las preocupaciones de que no se declare un ganador la noche del 3 de noviembre también provocaron el descenso bursátil.

En tanto, las principales bolsas europeas también se desplomaron ante los crecientes temores por los nuevos confinamientos y su impacto económico en el continente. Londres perdió 2,6%, Fráncfort 4,2%, París 3,4%, Madrid 2,7% y Milán 4,1%

Alemania anunció el cierre de restaurantes, instituciones culturales y el sector de ocio a partir del lunes, en un nuevo esfuerzo para intentar frenar la segunda ola del coronavirus.

Las restricciones durarán un mes, y el gobierno ha prometido hasta 10.000 millones de euros en ayudas (unos unos 11.750 millones de dólares) para paliar los efectos.

En la misma línea, Francia sopesa decretar un nuevo confinamiento durante noviembre. Y en Italia, que este año vivirá su peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial, se multiplican las manifestaciones contra nuevas paralizaciones de la actividad en algunas categorías profesionales.

Las preocupaciones europeas y estadounidenses pesaron menos en la tendencia en Asia, donde los mercados registraron un ligero repliegue. Tokio cerró con una baja de 0,3%.

En medio de la primera ola de pandemia, los gobiernos y bancos centrales de las grandes economías mundiales habían garantizado un apoyo masivo para frenar la recesión que se dibujaba. Esto permitió a los mercados de valores recuperarse de sus problemas de febrero y marzo y repuntar hasta el final del verano.

Ahora bien, "no está claro por el momento que el apoyo presupuestario vaya a ser tan significativo la segunda vez, razón por la que los mercados de valores se hunden", estimó Michael Hewson, analista para CMC Markets.

Como prueba, en Estados unidos, a una semana de las presidenciales, "parece que no hay ninguna intención de lanzar un plan de reactivación presupuestario antes del final del primer trimestre del año próximo", señaló el experto.

El presidente Donald Trump prometió el martes "el mejor" programa de ayuda económica posible pero tras las elecciones, acusando a la responsable demócrata en la Cámara de Representantes de no negociar de buena fe. Las discusiones tropiezan sobre el monto de este segundo plan.

La Unión Europea, por su parte, sigue en el proceso de lanzar su presupuesto y un primer plan de reactivación de 750.000 millones de euros, adoptado en julio.

El jueves, Crhistine Lagarde presidirá su octava reunión de política monetaria en el Banco Central Europeo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario