El S&P Merval resistió a las pérdidas del Bovespa y registró su tercera suba consecutiva

Finanzas

La bolsa porteña creció un 0,1% contra viento y marea por las malas noticias que llegaron desde Brasil, donde el Bovespa cayó más de 2%. Los ADRs cerraron de manera dispar y el riesgo país cerró en las 1.340 unidades.

En un marco de poca liquidez por la celebración del "Día del perdón" -Yom Kipur- de la comunidad judía y la cautela de los inversores por las dudas respecto del futuro de la economía argentina, las acciones y los bonos locales comenzaron la semana de manera dispar aunque se percibieron varios datos positivos.

Impulsado por una nuevo aumento del dólar MEP, el índice bursátil S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) tuvo un leve crecimiento del 0,1% y cerró este lunes en las 42.078 unidades, luego de acumular una mejora del 1,3% durante la semana pasada. De esta manera, logró resistir a la caída del Bovespa, la bolsa brasileña, que cayó más de 2% en medio de una significativa devaluación del real.

Mientras tanto, las acciones argentinas que cotizan en Wall Street finalizaron la jornada sin una tendencia clara. La suba más alta la exhibió Globant (3,8%), mientras que la mayor pérdida la sufrió Irsa (-8%).

Cabe recordar que hace dos semanas, entre el Banco Central (BCRA), la AFIP y la Comisión Nacional de Valores (CNV), impusieron nuevas restricciones para el acceso al mercado de cambios que acrecentaron las dudas de los inversores pese a un reciente exitoso canje de deuda soberana por unos u$s100.000 millones.

Según la sociedad de bolsa Rava, los precios ya tienen incorporado un panorama negativo para la economía doméstica. Eso explica que la noticia sobre la desaceleración en el repunte de la actividad económica que hubo en julio, informada este lunes por el INDEC, no haya impactado en las acciones de Merval.

Por su parte, la consultora VatNet Research sostuvo que la coyuntura económica muestra "la necesidad de proponer una nueva estrategia económica y financiera que reconozca coherentemente las limitaciones del momento sin dogmatismos, aceptando las posibles soluciones menos malas".

La atención en estos días se concentra en las señales que puedan aportar las reuniones entre el Gobierno y los representantes de la misión que el FMI enviará en octubre al país. A grandes rasgos, las opciones que se barajan para llegar a un nuevo acuerdo son dos: la firma de un nuevo "stand-by" que le permitiría al país empezar a pagar desde 2024 a cambio de un compromiso en materia fiscal o, en cambio, acordar un plan de facilidad extendidas ("EFF"), que sería más laxo en los plazos pero más riguroso en los condicionamientos hacia el plan económico del Gobierno.

Bonos y riesgo país

Paralelamente, los nuevos bonos emitidos bajo ley extranjera cerraron la rueda con mejoras, destacándose las del "tramo corto"; el Global 2029 registró una suba del 2,3%. Los bonos lanzados bajo ley argentina, en tanto, también mostraron incrementos, de entre 0,6% y 1,4%.

Recordemos que, a pocas semanas del canje, los rendimientos anuales de los títulos ya superan el 11/11.5% que llegamos a ver en las primeras operaciones de los nuevos bonos. Las paridades, en tanto, se mantuvieron en los niveles del viernes de la semana pasada -en torno a los 40/41 puntos-.

En este contexto, el riesgo país argentino subió 8 unidades hasta los 1.340 puntos básicos, luego de exhibir bajas durante casi toda la jornada.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario