Wall Street cerró con nuevos récords en la última sesión de 2020

Finanzas

El Promedio Industrial Dow Jones ganó 0,7%, el índice S&P 500 creció un 0,6%, y el Nasdaq Composite subió un 0,14%.

Tras un arranque discreto el jueves, la Bolsa de Nueva York cerró finalmente con nuevos récords del Dow Jones y del índice S&P 500 la última sesión del año 2020.

Según los resultados definitivos a la clausura, el Dow Jones registró un nuevo récord después del de la víspera con 30.606,48 puntos, lo que significa un alza del 0,65%.

El índice ampliado S&P 500 alcanzó también un nuevo récord de 3.756,07 puntos, con una subida del 0,64%. El Nasdaq, de fuerte componente tecnológico, avanzó de su lado un 0,14%, a 12.888,28 puntos.

Los tres indicadores principales de la bolsa terminarán el año con aumentos significativos. Las ganancias del Nasdaq han sido especialmente impresionantes: el índice se encuentra actualmente más del 40% por encima de su precio de cierre de 2019.

Bolsas europeas cerraron a la baja afectadas por cierres más estrictos en Reino Unido

Las acciones europeas cerraron a la baja acabando 2020 en rojo por restricciones más estrictas en Reino Unido y aranceles estadounidenses más elevados para algunos productos de la Unión Europea que agriaron el humor en el último día de operaciones del año.

Los volúmenes fueron escasos, ya que muchos operadores estaban fuera por las vacaciones de fin de año y algunas de las bolsas más importantes de Europa no abrieron sus puertas, a excepción de Londres, Madrid y París.

El índice paneuropeo STOXX 600 registró un declive del 3,7% en 2020 -por detrás de sus pares asiáticos y Wall Street, que operaron cerca de máximos de récord-, ya que el aumento de casos de coronavirus y las posibles consecuencias del Brexit afectaron a los mercados del continente.

Pese a todo, el índice solo está un 7% por debajo de su pico histórico tras trepar cerca de un 50% desde los mínimos de marzo y entre expectativas de más estímulo, el lanzamiento de vacunas del coronavirus y un acuerdo comercial post Brexit que elevaron las apuestas sobre una recuperación más sólida en 2021.

"Las vacunas inspirarán una recuperación mundial, los bancos centrales dejarán las tasas en cero aunque la inflación suba para financiar los explosivos déficits gubernamentales en todas partes", escribió en una nota Jeffrey Halley, de Oanda.

El término de una sesión recortada, el FTSE 100 londinense perdió un 1,5%, el CAC 40 parisino cedió un 0,9% y el Ibex-35 madrileño cayó un 1%.

El sector energético fue el que peor desempeño anual tuvo, declinando un 25,5% por unas restricciones al movimiento para contener el virus que erosionaron la demanda petrolera. Los papeles tecnológicos superaron a sus pares con un avance anual del 14,1%, demostrando ser el más resistente a las disrupciones relacionadas con la pandemia.

El FTSE 100 tuvo su peor año desde la crisis financiera de 2008 y sus perspectivas a corto plazo se vieron impactadas por la imposición de restricciones más estrictas para frenar una nueva variante del virus.

El DAX alemán acabó 2020 con una mejora del 3,5%, cerca de máximos históricos, ayudado por la fuerte demanda de acciones tecnológicas y mejores perspectivas de crecimiento de su mayor socio comercial, China.

Dejá tu comentario