ADRs cayeron hasta 7,8% en Wall Street por creciente desconfianza inversora

Finanzas

Las acciones argentinas volvieron caer con fuerza en Nueva York, y ya acumulan bajas de hasta 31,1% en lo que va del mes. En tanto, el índice bursátil S&P Merval de BYMA subió un 0,5%, a 40.944,49 unidades, gracias a la disparada del dólar CCL.

De mal en peor y sin poder encontrar un piso, las acciones argentinas que cotizan en Wall Street volvieron a operar con fuertes bajas este martes en un clima de creciente incertidumbre y desconfianza inversora, que se reflejó con un nuevo incremento en la aversión al riesgo pese a un reciente y exitoso canje de deuda, llevando los rendimientos de los nuevos bonos a niveles altísimos.

Los activos locales profundizaron la debilidad de la cual son rehenes en los últimos tiempos ante las liquidaciones de fondos del exterior, provocadas por el actual contexto de ruidos políticos y económicos, coinciden los operadores.

Ni siquiera ayudó un rebote en los principales índices neoyorquinos para atenuar o cortar la mala racha que transitan las acciones argentinas. Así, este martes perdieron hasta casi 8%, más allá de alguna excepción, como Mercado Libre (+4,8%). Las principales caídas las anotaron los papeles del Grupo Supervielle (-7,8%); Despegar (-6,7%); YPF (-6,1%); Telecom Argentina (-4,8%); y Grupo Financiero Galicia (-4,6%). Las acciones argentinas ya acumulan derrapes de hasta 31,1% en lo que va del mes.

adrs 22-9.jpg

En una rueda volátil, y de la mano de otra fuerte suba del dólar CCL, el S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) cerró con una suba del 0,5% a 40.944,49 unidades. Los avances fueron encabezados por los papeles de Edenor (+4,1%); Central Puerto (+3,8%); y Aluar (+3,7%).

Mayores trabas cambiarias, alto déficit fiscal, recesión económica por tercer año consecutivo y un PBI al segundo trimestre que cayó 19,1%, el peor registrado hasta el momento, variables condicionadas por los efectos de la pandemia y la cuarentena, son datos que alientan el desarme de carteras con activos nacionales, remarcan los operadores.

"Las medidas que se tomaron (hasta ahora) no solamente no te resuelven el problema fiscal sino que el tema de la confianza está peor que antes", dijo Fernando Marengo, economista jefe de Arriazu Macroanalistas. En la práctica, las recientes medidas del BCRA afectan a las empresas porque "porque eleva el costo de financiamiento. Hoy si quiere pagar deuda (en dólares se) tiene que hacer 40% al oficial y el resto al dólar MEP, lo cual hace un tipo de cambio de 110 pesos", explicó el economista Martín Polo.

Hace una semana el Banco Central limitó el acceso corporativo a divisas y ajustó las restricciones cambiarias en un intento de preservar sus limitadas reservas

"Hay daños colaterales de un 'cepo' recargado", enfatizó Jorge Vasconcelos, de la Fundación Mediterránea. Y agregó que "el deterioro parece darse (ahora) a mayor velocidad, con una brecha cambiaria superando al 70%, una emisión monetaria que en los últimos 12 meses fue equivalente a siete puntos del PBI y reservas de libre disponibilidad (del BCRA) cerca del límite".

Argentina acordó recientemente con acreedores locales y externos un canje por unos 100.000 millones de dólares, noticias que se han desvanecido rápidamente en el mercado, justo cuando comienzan las negociaciones con el FMI por una línea de crédito de 57.000 millones de dólares acordada en 2018.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, defendía el martes en la Cámara de Diputados el proyecto de presupuesto 2021, donde el Gobierno estima un déficit fiscal del 4,5% del PIB y un crecimiento de la economía del 5,5%, en medio de una compleja inflación y depreciación de la moneda.

Mientras tanto, los bancos siguieron sin vender dólares a sus clientes por ajustes en los sistema computarizados tras el reciente nuevo ajuste del BCRA. Un vocero e la autoridad monetaria dijo el lunes por la noche a Reuters que el Mercado de Cambio (MULC) "funciona sin inconvenientes", donde el "pago de importaciones de bienes y servicios se cursan normalmente".

Por su parte, Claudio Cesario, presidente de la Asociación de Bancos de la Argentina (ABA) dijo en declaraciones radiales que las entidades están buscando alternativas para reactivar la venta de dólares y estimó que recién podrían empezar a vender divisas en octubre.

Fuentes privadas del mercado estimaron un saldo negativo para la intervención oficial en unos 25 millones de dólares, dijo Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio.

Mientras tanto, en un reducido circuito informal, el blue volvió a subir, y cerró en $144, en tanto, el dólar MEP en el Mercado Abierto Electrónico (MAE), trepó a $ 134,39 y el Contado con Liquidación (CCL) saltó a $147,52, cotizaciones inéditas.

Bonos y riesgo país

En el segmento de renta fija, los nuevos bonos mostraron caídas de hasta el 4,3% en sus versiones en dólares. Los títulos perdieron hasta 6% en la víspera, con el agravante de ser activos que tuvieron su peor comienzo de cotización en años comparada con la reestructuración de otros países.

Las tasas que le exigen los inversores a estos activos argentinos son cada vez mayores debido a la gran incertidumbre que padece el mercado. "Antes los inversores miraban hacia el futuro y veían un posible acuerdo con el FMI lo que generaba expectativas positivas. Sin embargo, todo cambió muy rápido y se pone en duda si el acuerdo alcanzaría para generar un sentimiento de positividad ya que el Gobierno se debe encargar de dar señales sólidas que vuelvan a restaurar la confianza en los activos locales", analizó Joaquín Candia, de Rava.

"Faltan los catalizadores positivos, con una alta probabilidad de que las políticas se vuelvan menos favorables al mercado a corto plazo (…) Por lo tanto, a pesar de las valoraciones aparentemente atractivas, nos mantenemos neutrales", dijo Morgan Stanley en un reciente reporte.

Los bonos están cada vez más lejos de los 54,8 dólares de valor teórico que tenía el acuerdo de reestructuración. "La deuda operó mal desde que se lanzaron los nuevos títulos, pero la dinámica se acentuó muy fuerte desde el miércoles pasado, con las nuevas medidas del BCRA", analizaron desde una mesa de dinero.

Por su parte, el riesgo país argentino, medido por el banco JP.Morgan, subió 15 unidades (1,1%) a 1.353 puntos básicos, ante los 1.083 puntos anotados el 10 de septiembre tras reconfigurarse con los nuevos títulos del canje.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario