17 de enero 2023 - 14:15

Acciones de la tienda brasileña Americanas se desplomaron 82% en 4 días: por qué

Una cadena minorista anunció "incoherencias" en sus cuentas por u$s3.900 millones. El escándalo provocó la renuncia del presidente de la compañía, que había asumido hace 15 días.

bovespa

El anuncio de "incoherencias" por u$s3.900 millones en las cuentas de Americanas, una de las tiendas minoristas más importantes de Brasil, sacude al mercado de valores y podría impactar a tres de los hombres más ricos del país.

El gigante de ventas por internet y físicas informó el miércoles pasado que detectó "incoherencias contables" relacionadas con 20.000 millones de reales que corresponden a financiamientos de compras que no "están reflejados correctamente" en sus números.

El día después del anuncio, las acciones de Americana en la bolsa brasileña Bovespa cayeron un 77,3% y, aunque recuperó 15% el viernes, el lunes siguiente volvió a anotar una caída del 38,4%. Así, en los últimos 4 días, las acciones de la compañía se desplomaron un 82%. Este martes abrieron la jornada con una suba de hasta 6%.

La firma al parecer no contabilizó en sus balances deuda con instituciones financieras contraída para pagar compras a proveedores, según el experto en contabilidad Silas Degraf, profesor de la Universidad Santa Cruz de Curitiba (sur), en su canal de YouTube.

"Todo indica que estamos ante un caso muy bien elaborado de falta de transparencia en beneficio de la empresa y sus accionistas", dijo por su parte a la AFP Marcello Marin, director de finanzas de Spot Finanças, especializada en contabilidad y gestión financiera.

"No creo que haya sido un robo, sino un fraude para reducir la deuda de la empresa y consecuentemente aumentar su valor, con lo que los accionistas y la empresa ganan cada vez más en el mercado financiero", agregó.

Anand Kishore, gestor de los fondos de inversión de Daycoval Asset, aseguró que la situación "no tiene efecto de caja para las tiendas Americanas, pero debe tener un efecto contable en el balance" de la empresa.

El escándalo provocó la renuncia el miércoles del presidente de la empresa, Sergio Rial, y de André Covre, director de Relaciones con los Inversores, quienes habían asumido sus cargos el 2 de enero.

Rial dijo que daba un paso al costado porque los números de la empresa le impedían ejecutar sus planes de capitalización para saldar la deuda bruta de la firma, que calculó entre 30.000 y 35.000 millones de reales (entre 5.800 y 6.800 millones de dólares al cambio actual).

Rial seguirá como asesor de algunos accionistas, entre ellos los multimillonarios brasileños Jorge Paulo Lemann, Marcel Telles y Beto Sicupira, dueños de cerca del 30% de la empresa a través de la sociedad de inversión 3G Capital.

Los tres están en el Top-5 de los brasileños más ricos de 2022, según la revista Forbes: Lemann es el primero, con un patrimonio de unos u$s14.000 millones; Telles es el tercero, con u$s9.300 millones; y Sicupira es cuarto, con u$s7.700 millones.

"Con seguridad los va a impactar, pero no van a dejar de ser los más ricos de Brasil", afirma Marin.

El escándalo en Americanas llevó a la Comisión de Valores Mobiliarios (CVM), que regula el mercado de capitales, a abrir el jueves tres procesos administrativos "para esclarecer los hechos" y advirtió de sanciones a los "eventuales responsables".

En nombre de los accionistas minoritarios, la Asociación Brasileña de Inversores (Abradin) prepara una denuncia judicial, porque considera que los inversores fueron "engañados".

"Esta situación afecta a toda la economía nacional, porque mina la credibilidad del mercado de capitales brasileños", afirmó Aurelio Valporto, presidente de Abradin, en declaraciones recogidas este lunes por el diario O Globo.

El Consejo Administrativo de la compañía, de su lado, creó un comité independiente "para averiguar las circunstancias que causaron dichas incoherencias contables".

Fundada en 1929 en la ciudad de Niterói, en el estado de Rio de Janeiro (sureste), y en el mercado digital desde 1999, Americanas cotiza en la bolsa de Sao Paulo.

"La Bolsa de Sao Paulo ya no estaba tan bien para pasar por ese impacto sin sufrir. Ya venía cayendo debido a inestabilidades, principalmente por la entrada de un nuevo gobierno (el del izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva) con planes nuevos y muy diferentes del anterior (el del ultraderechista Jair Bolsonaro)", explicó Marin.

Dejá tu comentario

Te puede interesar