Fuerte castigo a los activos argentinos: ADRs cayeron 8%; S&P Merval bajó 4,2% y riesgo país superó 2.400 puntos

Finanzas

Los activos argentinos se desplomaron, al compás del derrumbe de los mercados globales, debido a la huída de los inversores ante el temor de que el brote de coronavirus castigue a la economía mundial.

Contagiados por el derrumbe generalizado de los mercados del mundo, los activos argentinos se desplomaron este viernes, debido a la huída de los inversores ante el temor de que el brote de coronavirus castigue a la economía mundial, justo en momentos en que Argentina busca renegociar su millonaria deuda con el FMI y acreedores privados.

La preocupación por el virus -este viernes se conocieron nuevos casos en el país- arrastró al índice bursátil S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos a ceder un 4,2%, a 35.222,43 unidades, donde las acciones de YPF cayeron un 5,5% tras un adverso resultado contable, y el desplome del petróleo.

Además, fueron golpeadas las acciones de Banco Macro (-7%), Transener (-6%) y Galicia (-5%). La única integrante del panel líder que "salvó la ropa", fue Aluar, con un tibio +0,2%. El balance de la jornada dejó apenas 21 alzas, 124 bajas y 7 acciones sin cambios. El volumen alcanzó los $703 millones.

Sin embargo, la bolsa porteña tuvo un saldo positivo del 0,7% en la semana, a pesar de la alta volatilidad de los mercados.

En Wall Street, por su parte, los ADRs argentinos sufrieron caídas de hasta más de 8%: Banco Macro lideró los retrocesos con un -8,1%. Luego, se siguieron los activos del BBVA (-7,6%); de Galicia (-7,4%); y Ternium (-6,9%).

Párrafo aparte para YPF, que se desplomó un 5,8% u$ss7,30, luego de tocar un mínimo histórico intradiario de u$s7,21. Con esta baja, los ADRs de la petrolera argentina acumulan una pérdida del 37% en lo que va del año (es la peor performance entre todas las acciones argentinas que cotizan en Nueva York), y además su capitalización bursátil se ubicó en apenas u$s2.870,8 millones, un 80% inferior a la de un lustro atrás. Desde su máximo histórico anotado el septiembre de 2005 (u$s69,20), registra una caída de casi 90%.

En medio de tanta adversidad, el Gobierno argentino mantuvo reuniones técnicas esta semana con funcionarios del Fondo Monetario Internacional (FMI), en el marco de una millonaria reestructuración de deuda soberana por unos 100.000 millones de dólares.

"En línea con la aversión al riesgo de los inversores a nivel global, donde se observan flujos de capitales yendo hacia activos refugio, y la ausencia de novedades sobre el proceso de negociación de la reestructuración de la deuda soberana", el mercado argentino no es ajeno a la coyuntura, dijeron desde Puente.

Desplomes globales

La renta variable global continúa desplomándose, sin un piso a la vista. "Parece ser que el mercado sólo tiene ojos para el coronavirus y su posible impacto económico", describió un analista. En línea con esta idea, Moody's recortó su previsión de crecimiento mundial.

Wall Street retrocedió hasta un 1,9%, a pesar de los buenos datos de empleo. Los principales índices europeos registraron bajas de hasta 4,1%. En Asia, el mayor retroceso lo anotó Rusia, cuya bolsa se hundió más de un 5%, seguido por Japón y China.

"Ni la Fed, ni el resultado del Super Martes, lograron apaciguar. No obstante, los índices americanos lograron cerrar la semana con una leve tendencia positiva, aunque aún muy lejos de la zona de máximos con la que había comenzado el 2020", evaluaron desde el mercado..

Entre los commodities, el precio del petróleo cayó un 10% ante la negativa de Rusia de no llevar a cabo un recorte de producción.

"Otra dura jornada para los mercados internacionales que se vieron arrastrados por los crecientes temores relacionadas al avance y el impacto económico que tendrá el coronavirus", reportó el Grupo SBS.

Los inversores se retiraron de varios tipos de activos y en la última semana las acciones y los bonos en el mundo han registrado una salida de capitales combinada de 36.000 millones de dólares, dijo el viernes Bank of America, debido a los temores del daño económico relevante por el coronavirus.

Los recintos bursátiles de todo el mundo comenzaron a vaciarse y los mercados de activos bajaron fuerte por el número de contagiados con coronavirus, que se acerca a las 100.000 personas, y por el impacto económico causado por el brote.

Bonos y riesgo país

En el segmento de la renta fija, los principales bonos nominados en dólares cayeron hasta 7%, aunque sus versiones en pesos culminaron con alzas de hasta 2,1%.

A su vez, el riesgo país de Argentina, medido por el banco JP.Morgan, subió 79 unidades, o un 3,4%, a 2.409 puntos básicos, después de superar en la jornada la cota de las 2.500 unidades, su máximo nivel en los últimos seis meses.

Según el cronograma publicado por el Ministerio de Economía, la semana que viene se debería lanzar la oferta sobre la reestructuración de la deuda y se realizarán reuniones informativas sobre la misma. "Esto implica que en la semana entrante habrá más información disponible para los inversionistas lo que no quita la volatilidad que experimentarán los títulos públicos debido a que luego de tener el panorama más claro los bonistas deberán reacomodar sus carteras y los precios incorporarán los nuevos datos", dijeron desde Rava.

Por otra parte, el Gobierno pagó este viernes el vencimiento por unos $26.000 millones del bono Bogato 2020, según confirmaron agentes del mercado. "Como gran parte de los inversionistas descontaba este evento, los precios de los demás bonos en pesos no se vieron notoriamente afectados, a diferencia de lo que pasó durante la semana", remarcó un operador.

"Este pago es clave para no seguir complicando el escenario de pesos, en medio de todo el proceso de renegociación de la deuda en dólares", agregó. Mientras tanto, los bonos en pesos cerraron la semana con mayoría de subas, de entre un 5% y 10%.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario