Un universitario ganó millones con Bitcoin y NFT y explicó cómo fue su estrategia

Finanzas

En un primer momento cubrió apuestas en varias criptomonedas de 2013 a 2017 y luego comenzó a invertir en tokens no fungibles (NFT). La toma de riesgos, la intuición y mucha suerte fueron las claves para convertirse en millonario.

Daniel Maegaard, un joven universitario de 30 años que vive en Australia hizo una fortuna no una vez, sino dos veces. En una entrevista con The Hustle, compartió su historia por primera vez y explicó cómo realizó esa inversión que cambió su vida.

En un primer momento cubrió apuestas en varias criptomonedas de 2013 a 2017 y luego comenzó a invertir en tokens no fungibles (NFT). La toma de riesgos, la intuición y mucha suerte fueron las claves para convertirse en millonario.

La primera fortuna fue con criptomonedas. En febrero de 2013, Maegaard, entonces un estudiante de psicología de 22 años en la Universidad de Sunshine Coast de Australia, estaba postergando una tarea y se encontró con un artículo de la BBC sobre Bitcoin.

Todavía relativamente desconocido para el público en general en ese momento, la criptomoneda se había duplicado recientemente de u$s15 a u$s30. En aquel entonces, Bitcoin solo tenía una capitalización de mercado de 1B - u$s1000, mucho más pequeña que el valor total de hoy . Pero despertó el interés de Maegaard por varias razones: la escasez de la moneda provocaría un aumento de precio, creía en la tecnología subyacente de la cadena de bloques y por otra parte, se mezclaba una desconfianza en los sistemas fidunciarios tradicionales.

Maegaard recurrió a Bitcointalk , un foro en el que un pequeño pero apasionado grupo de entusiastas de las criptomonedas hablaba en serio. Y después de unas semanas de lectura, ganó la confianza suficiente para comenzar a invertir sus cheques de pago semanales de un trabajo a tiempo parcial en los estantes de una estación de servicio.

“Todos pensaban que estaba loco”, dice. “Pero mi filosofía era que este era el momento de tomar riesgos, cuando era joven y no tenía responsabilidades como una hipoteca, hijos y facturas que pagar”. La apuesta no tardó en dar sus frutos.

A fines de 2013, Bitcoin había aumentado casi 10 veces más que la inversión de Maegaard. Justo antes de que Bitcoin alcanzara su punto máximo, cobró, y se fue con u$s10 millones .

La segunda fortuna: NFT

En 2017, Maegaard había escuchado rumores de una tecnología novedosa llamada tokens no fungibles (NFT). Los NFT eran líneas de código en una cadena de bloques que prueban la autenticidad de la propiedad de un activo digital, como una obra de arte, un archivo de audio, un videoclip o una parcela de terreno virtual.

“En ese momento, pensaba en las NFT como una estafa o una apropiación de dinero”, dice. Pero después de sus viajes, comenzó a investigar las NFT con más intensidad y desarrolló la misma convicción que había sentido con Bitcoin.

Una vez más, su inversión resultó milagrosamente sincronizada. En febrero y marzo de 2021, el mercado de NFT explotó. Maegaard atribuye su éxito a la capacidad de ver valor y asumir un "riesgo calculado" en clases de activos emergentes altamente especulativos. "Quiero maximizar mis ganancias", dice. “Todo puede ir a 0 mañana. Pero creo que las criptomonedas y las NFT llegaron para quedarse, y estoy dispuesto a apostar para tener la oportunidad de subir de nivel ".

Dejá tu comentario