Finanzas

Lo mejor del mes: acciones no líderes volaron hasta 60,3% y el plazo fijo le ganó al dólar

Algunos papeles del panel general, que venían con cierto retraso en sus cotizaciones por la iliquidez de sus plazas, mostraron fuertes ganancias, en ciertos casos, superando el 60% de suba, tal como fue el caso de los activos de Longvie.

A la espera de medidas y designaciones de ministros por parte del nuevo Gobierno de Alberto Fernández, la bolsa porteña registró en noviembre su primera baja (-1,4%) en tres meses, en un mercado caracterizado mayormente por movimientos de "trading", donde la volatilidad fue la protagonista, en un entorno acotado de negocios, con varias jornadas promediando apenas los $300 millones.

Sin embargo, en ese marco de importante dispersión para el segmento de renta variable (en el S&P Merval hubo alzas mayores al 17% y bajas de hasta casi 23%), algunos papeles del panel general, que venían con cierto retraso en sus cotizaciones por la iliquidez de sus plazas, mostraron fuertes ganancias, en ciertos casos, superando el 60% de suba, tal como fue el caso de los activos de Longvie.

Otros avances de relevancia en el segmento no líder las protagonizaron las acciones de la Importadora y Exportadora de la Patagonia (propietaria de los supermercados La Anónima, de la familia del jefe de Gabinete, Marcos Peña), con un ascenso del 36,7%; los papeles de Mirgor (+26,9%); los de Rigolleau (+17,2%); los de Gas Natural Ban (15,5%); los de Distribuidora de Gas Cuyana (+15,2%); y los de Dycasa (+14,2%).

"Algunas de las acciones no líderes estaban con precios atrasados porque casi no cotizaban. Es decir, se trata de papeles con muy poco volumen de negocios: de repente un día, viene un inversor con $100.000 y puede impulsar los precios en un 50%", describió Rafael Di Giorno, director de Proficio Investment.

En términos operativos y financieros, muchas de estas empresas vienen de transitar una coyuntura muy compleja, dada la fuerte recesión económica que ya supera el año y medio. Frente a ese contexto, es que algunos inversores "especulan con que el nuevo modelo, que llegará a partir del 10 de diciembre, limite la competencia proveniente del exterior, y con ello esas compañías comiencen a resucitar", agregó el especialista.

Fuera del panel general, entre las acciones líderes lo mejor del mes fue para Centra Puerto (+17,3%), Galicia (+8,3%), y Telecom (+6%). Por el contrario, los papeles de Transportadora de Gas del Norte (-22,5%), de Transportadora de Gas del Sur (-20,7%), y de Pampa Energía (-17,6%) registraron el peor desempeño de noviembre.

"Un sector que continúa golpeado es el del transporte de gas, por expectativas de posibles cambios de reglas de juego en los incrementos tarifarios", indicó un informe de Tavelli. Los bancos mostraron subas menores al 10%, e YPF cedió cerca de 5%.

"Los sectores más perjudicados resultaron muchas empresas vinculadas con los servicios públicos y la energía, ante las dudas sobre los futuros niveles tarifarios. En estos reducidos niveles y con limitados volúmenes, los cambios de humor momentáneos han dado lugar a oscilaciones especulativas elevadas, pero sin una tendencia de importancia", evaluó el analista Roberto Drimer, de VatNet.

En términos generales, el mercado de acciones se mantuvo durante el mes "bien en zona de trading", con un piso de alrededor los u$s400 para el S&P Merval, sostuvo Diego Martínez Burzaco, director de MB Inversiones,

El analista remarcó además que la plaza local estuvo condicionada por la volatilidad reinante en el contexto regional, ante la ola de protestas sociales y políticas que afectan a algunos países, principalmente a Chile, donde las manifestaciones llevan más de 40 días, con un alto saldo de muertos, heridos y cuantiosos daños materiales.

Frente a ello, el peso chileno se depreció un 8,8% durante noviembre. Otras monedas que sufrieron en el mes fueron el real brasileño, que acumuló una baja del 5,8% (cayó a su mínimo nominal histórico), y la divisa colombiana, que anotó una devaluación del 3,3%.

También es cierto que en el frente internacional, se mantiene la cautela con relación a la disputa comercial entre China y Estados Unidos.

Renta fija

En lo que refiere al segmento de la renta fija, los bonos nominados en pesos ajustables por CER en toda la curva de rendimientos encabezaron el ranking, con alzas de hasta casi 20% en el tramo largo (Discount), ya que se encontraban desarbitrados ante la fuerte inflación y las mayores posibilidades de cobro.

En tanto, los títulos nominados en dólares acumularon una ganancia de 3% en promedio a lo largo de la curva (a excepción del tramo ley local que quedó prácticamente sin cambios).

En los inversores este mes prevaleció una postura defensiva de arbitraje desde bonos cortos, como el Bonar 2020 (AO20) o el Bonar 2024 (AY24), hacia la curva larga soberana.

En este sentido, "la opción preferida tanto por un escenario de reestructuración de deuda positivo (subiría más) como en uno extremadamente negativo de quita (perdería mucho menos) ha sido el Centenario (AC17), el cual comenzó a reflejar la posibilidad de que efectúe el pago de la renta durante la negociación de la deuda por estar protegido bajo la Ley Nueva York y por una Cláusula de Incumplimiento Cruzado (Cross Default Clause) que habilita en caso de la suspensión de pagos a los acreedores a exigir la totalidad de los pagos restantes de forma inmediata", comentó el presidente de CELAI, Sergio Morales.

También se destacaron en el mes algunos bonos subsoberanos, cuyas paridades estaban por el piso y que han cobrado cupones de hasta el 30% de su valor. "En esta última semana sobresalió el Bono de la Provincia de Buenos Aires (PBD19) con fecha de cobro el próximo 6 de diciembre, rindiendo hasta un 11% en 10 días", detalló Morales.

Por último, los cupones del PBI acumularon bajas generalizadas en las series en dólares, aunque los nominados en pesos (TVPP) registraron un gran desempeño.

Dólar vs. Plazo fijo

En el primer mes de plena vigencia del cepo hard, el dólar operó casi sin sobresaltos, contenido por la oferta de agroexportadores, que fue contrarrestada por la casi única demanda de bancos oficiales, a cuenta del BCRA.

Producto del reacomodamiento del mercado, la cotización registró en el segmento minorista una baja de 30 centavos (-0,5%) durante noviembre para terminar debajo de los $63, mientras que en el mercado mayorista, la divisa acumuló un alza de 27 centavos (+0,4%).

También registraron bajas mensuales el dólar "contado con liqui" (-6,4%); y el dólar MEP (-3,2%). El blue, en tanto, avanzó apenas un 0,4% (cerró a $69,25).

En todos los casos, el rendimiento del dólar fue superado por el retorno promedio de los depósitos a plazo fijo a 30 días, que marcó un alza del 4%, más allá que las tasas presentaron una fuerte contracción al finalizar noviembre (se ubican en promedio en torno al 43% en bancos privados), respecto a los niveles del mes pasado.

Por último, los commodities arrojaron rendimientos mixtos en noviembre: el oro cayó 3,1%, la soja perdió 4,5%, y el petróleo avanzó 2,3%.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario