Éxodo récord: inversores restaron u$s109.000 millones en bonos durante la semana

Finanzas

En medio de la crisis financiera global por el coronavirus, los inversores prefieren acumular efectivo. Esta semana añadieron u$s95.700 millones "cash".

La marea liquidadora inducida por el coronavirus ha llevado a los inversores a salir de casi todos los activos posibles, de acuerdo a los datos semanales revelados este viernes por el Bank of América (BoFA), que reportó un éxodo récord de los fondos de bonos por u$s109.000 millones.

Los contagios y las muertes por la enfermedad siguen aumentando, lo cual provoca una salvaje liquidación en los mercados de acciones; los inversores restaron u$s20.700 millones netos de las bolsas en todo el mundo, con un récord de u$s20.200 en tan solo un día.

El lunes se produjo otro récord histórico cuando unos u$s4.700 millones volaron de los fondos de bonos de mercados emergentes, mientras el nivel máximo semanal de salidas trepó a los u$s18.800 millones.

Las bolsas mundiales han perdido casi u$s23 billones en valor de mercado desde los niveles máximos alcanzados en febrero.

Las oscilaciones bruscas son generalizadas e incluyen una liquidación vasta de mercados considerados refugio, como el oro y los bonos del Tesoro estadounidense. El lingote sufrió su quinta jornada más grave de éxodos en los siete días este miércoles, de acuerdo a los datos de BofA.

Mientras tanto, los inversores acumulan efectivo y añadieron u$s95.700 millones al total recuperado de u$s137.000 millones de dólares amasados la semana pasada.

Las cuarentenas sin precedentes en grandes ciudades en el mundo y las potenciales consecuencias económicas han llevado a los bancos centrales y a los gobiernos a emitir gigantescos programas de estímulos monetarios.

Camino a la recesión

Este jueves, el BoFA advirtió que Estados Unidos ya entró en recesión por los efectos de la pandemia en la economía, aunque anticipó que tendrá una corta duración.

La entidad bancaria calculó que la economía norteamericana "colapsará" en el segundo trimestre del año, disminuyendo 12% el producto bruto interno (PBI) mientras que, en todo 2020, el crecimiento sufrirá una contracción del 0,8%.

"Estamos declarando oficialmente que la economía ha caído en una recesión, uniéndose al resto del mundo, y se trata de una caída profunda en la que se perderán empleos, se destruirá la riqueza y caerá la confianza", señaló la economista del banco Michelle Meyer, en una nota a inversores.

En sus previsiones, consideró que en el segundo trimestre se perderán cerca de un millón de empleos al mes, con lo que el índice de desempleo, que en febrero se situó en 3,5%, prácticamente se duplicará, lo que reflejará la "magnitud del shock económico" por el coronavirus.

Las previsiones del Bank of América no anticipan el inicio de la recuperación económica hasta abril, con un "retorno muy lento al crecimiento a partir de entonces y con la economía normalizándose en julio".

Respecto a la postura que debe tomar el gobierno de Trump en este contexto, Meyer aseguró que "no debería haber un límite superior para el tamaño del estímulo, en nuestra opinión".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario