El petróleo bajó pero cerró cerca de máximos de tres meses

Finanzas

Los precios del crudo rondaron el jueves máximos de tres meses después de que parte de Shanghai impusiera nuevas medidas de confinamiento contra el Covid-19.

Los precios del petróleo bajaron pero siguieron cerca de los máximos de tres meses. El crudo descontó ganancias cuando algunas partes de Shanghái impusieron nuevas medidas de confinamientos por el Covid-19. Sin embargo, la suba de los productos refinados contribuyeron a un contexto alcista para el crudo.

Los futuros del crudo Brent para agosto bajaron 51 centavos a u$s123,07 el barril, lo que supone un descenso del 0,4%, mientras que el crudo estadounidense West Texas Intermediate para julio perdió 60 centavos, o un 0,5%, a u$s121,51 el barril.

"Los precios del petróleo vienen subiendo de forma constante durante los dos últimos meses, impulsados por las grandes subas de los precios de los productos refinados debido a la escasa oferta de refinación y el aumento de la demanda", dijeron los operadores.

En todo el mundo, las refinerías cerraron instalaciones y la capacidad es escasa también debido a la reducción de la actividad en Rusia, el mayor exportador mundial de crudo y combustible, tras la invasión a Ucrania.

El pico de demanda de combustible por el verano en Estados Unidos siguó impulsando los precios del crudo. Estados Unidos y otros países liberaron reservas estratégicas, pero su efecto fue limitado hasta ahora, ya que la producción mundial de crudo aumenta muy lentamente.

"Creo que los precios más altos de la energía estarán aquí durante el resto del año, a menos que veamos algún avance que permita que una cantidad significativa de crudo vuelva al mercado", dijo Andrew Lipow, presidente de Lipow Oil Associates en Houston.

Las existencias de combustible en Estados Unidos bajaron inesperadamente la semana pasada, según datos del gobierno, lo que indica la resistencia de la demanda durante el periodo de mayor consumo, a pesar de los elevados precios en los surtidores.

La demanda de cuatro semanas en Estados Unidos se situó en torno a los 9 millones de barriles diarios, apenas un 1% por debajo del nivel de 2021.

"A pesar de que los precios son más altos, todavía no hemos visto una caída considerable de la demanda", dijo Thomas Saal, vicepresidente senior de StoneX Financial. "Eso puede ocurrir cualquier día, pero la gente sigue conduciendo".

Los refinadores no pudieron seguir el ritmo de la demanda. Estados Unidos está cerca de su máxima capacidad de procesamiento, mientras que China ha mantenido a las refinerías fuera de servicio debido a las restricciones relacionadas con el Covid-19.

Dejá tu comentario