El S&P Merval repuntó 2,6%, pero bonos no reaccionaron y el riesgo país superó los 4.000 puntos

Finanzas

El S&P Merval se recuperó parcialmente y subió a 22.656,43 unidades. Sin embargo, los bonos continuaron en caída, por lo que el indicador medido por JP Morgan subió 81 unidades.

Mientras las acciones insinuaron una cierta recuperación por compras de oportunidad, los bonos en dólares siguieron sin reaccionar y volvieron a caer este jueves, por lo que el riesgo país mantuvo su inercia alcista ante un contexto adverso para inversiones de riesgo dado el creciente temor a las consecuencias económicas globales del coronavirus,

Tras acumular en las anteriores tres jornadas un derrumbe del 22,4% en sintonía con las bolsas mundiales, el índice bursátil S&P Merval rebotó un 2,6% a 22.656,43 unidades por recomposiciones de carteras, en un día de relativa calma en los mercados del mundo.

El impulso lo dieron las acciones de la petrolera YPF, que repuntaron 20% a $282,80 luego marcar niveles mínimos históricos en sesiones previas (en Wall Street, los papeles de la petrolera resurgieron casi desde el piso y treparon 18,7% a u$s3,05). Fue gracias a la remontada del petróleo, que saltó un 24% en EEUU.

Otra que contribuyó al rebote fue Aluar, que ganó 12%. El resto de los activos anotó alzas más moderadas de hasta 5%. Los únicos papeles que cayeron fueron los de Transener, los de los bancos BBVA, y Macro, los de Cresud, Holcim y Pampa Energía, aunque, no experimentaron bajas mayores al 4%. El volumen negociado en acciones alcanzó los $799,9 millones.

"Los activos locales todavía siguen de 'rehén' de la volatilidad externa, más cuando además deben soportar una acentuada fragilidad económica, y así es que las castigadas cotizaciones sólo ensayan, en este adverso clima, selectivos y tímidos rebotes técnicos, que a veces incluso son usados por fondos del exterior para reducir el riesgo de carteras", dijo Gustavo Ber economista de Estudio Ber.

Bonos y riesgo país

A diferencia de los activos de renta variable, los principales bonos nominados en dólares alargaron su agonía y finalizaron con una baja de hasta el 2%, con lo que acumulan una merma del 20% en lo que va de la semana. "Los bonos siguen operando con alta volatilidad, debido a la coyuntura internacional y a que por las políticas fiscales expansivas establecidas por el Gobierno, los inversores vieron que cada vez la oferta de reestructuración va a ser menos favorable para ellos", indicó un analista.

Así, el riesgo país argentino medido por el banco JP Morgan, subió 81 unidades a 4.050 puntos básicos, luego de alcanzar un nivel máximo intradiario de 4.160 puntos al promediar la jornada, nuevo tope en 15 años.

Yendo al tramo pesos, los títulos estuvieron muy ofrecidos y cayeron 5% en promedio. "Mientras se busca medir el alcance del coronavirus, y así los daños económicos que tendrá asociado la emergencia sanitaria, los operadores se encontraron atentos al resultado del mega canje de los títulos en pesos, cuyo 'roll-over' resulta crucial para evitar un nuevo reperfilamiento", comentó un analista.

Tras el cierre del mercado, el Ministerio de Economía informó que canjeó $257.376 millones en títulos de deuda emitidos bajo legislación local, cuyos pagos fueron reprogramados o vencen este año, por otros bonos en pesos con vencimiento previsto entre 2021 y 2024. El Palacio de Hacienda, en un comunicado de prensa, informó que recibió un total de 673 ofertas.

El resultado obtenido superó las expectativas del propio titular de la cartera, Martín Guzmán, quien el jueves señaló a la agencia Reuters que esperaba "intercambiar alrededor de $ 200.000 millones de deuda a corto plazo en esta primera ronda".

El funcionario dijo que el objetivo de este canje "es traspasar una porción significativa de la deuda en pesos, a tasas de interés sostenibles".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario