La soja y el trigo cerraron en mínimos en casi un mes ante cambios en las proyecciones de siembra

Finanzas

La tonelada de soja y trigo en el Mercado de Chicago alcanzan su nivel más bajo desde principios de abril. En tanto que el maíz cae a su nivel más bajo en una semana.

Los futuros de la soja en Chicago tocaron un mínimo de más de tres semanas, ante mayores oportunidades de siembra en Estados Unidos. Mientras que el trigo también bajó a un mínimo de casi un mes presionado por lluvias beneficiosas en algunas partes de las llanuras estadounidenses.

El contrato de mayo de la oleaginosa cayó 0,9% hasta los u$s609,58 la tonelada, mientras que la posición julio retrocedió 0,9% y concluyó la jornada en u$s599,11 la tonelada.

"La persistencia de las medidas de confinamiento que tienen lugar en las principales ciudades chinas, podrían tener consecuencias sobre la demanda de granos por parte del país oriental", argumentó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Asimismo, algunos operadores consideraron que la demora en las siembras de maíz en Estados Unidos llevaría a que algunos productores finalmente terminen implantando una mayor superficie con la oleaginosa.

Por su parte, la harina de soja acompañó la tendencia descendente del poroto, con una caída del 1,5% hasta los u$s481,04 la tonelada. En tanto, el aceite avanzó del 2% para posicionarse en u$s1.858,47 la tonelada.

Por su parte, el maíz retrocedió 1,5% y se posicionó enu$s315,24 la tonelada, luego de haber iniciado la jornada con leves subas. El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) informó que el avance de las siembras en el país norteamericano "sólo alcanzaba el 14% del área versus el 16% que en promedio estimaban los operadores".

Una mejora en las condiciones en los últimos días hace prever que las labores "avancen notablemente en la semana y se llegue a poder implantar buena parte de los lotes" en zonas productoras de EEUU, señaló la Bolsa rosarina.

Por último, el trigo bajó 0,9% y se ubicó en u$s379,84 la tonelada, presionado por las recientes lluvias ocurridas en algunas zonas productoras estadounidenses que "traerían alivio a los cultivos en el país norteamericano, que presentaban su peor condición desde 1989".

Dejá tu comentario