ADRs se dispararon hasta 62% en agosto y S&P Merval registró mayor suba mensual del año en dólares

Finanzas

La bolsa porteña disfrutó en agosto de un avance en pesos del 15,8%, el más elevado desde mayo. Valuado al dólar CCL, tuvo un crecimiento del 14,8%, el mayor desde octubre de 2020.

El rally alcista de los activos argentinos se tomó cierto respiro este martes luego de un eufórico lunes debido a una previsible toma de ganancias por parte de los inversores. Aun así, en el acumulado de agosto los ADRs treparon hasta 62% en Wall Street y la bolsa porteña registró su mayor ganancia mensual en 9 meses, medida en dólares.

Luego de operar durante gran parte de la rueda a la baja, el índice accionario S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) cerró con una leve suba del 0,2% para culminar el mes en los 76.452 puntos, nuevo máximo histórico en pesos.

De esta manera, respecto de julio disfrutó de un avance del 15,8%, el más elevado desde mayo. Valuado al dólar CCL, tuvo un crecimiento del 14,8%, el mayor desde noviembre de 2020.

Mientras tanto, las acciones de empresas locales que cotizan en Wall Street rebotaron a la baja esta jornada, aunque en términos mensuales acumularon fuertes ganancias, que llegaron hasta el 62,2% en el caso de Edenor.

Otros papeles que arrojaron notables incrementos en agosto fueron los de BBVA (+42,2%), Banco Macro (+38,5%), Grupo Financiero Galicia (+37,9%), Globant (+34,8%) y Grupo Supervielle (+29,2%).

El "trade electoral", rumores (por el momento desmentidos por el Gobierno) sobre un cierre inminente en las negociaciones con el FMI, avances en la vacunación contra el Covid-19 y un exitoso canje de deuda de la provincia de Buenos Aires ayudaron a las acciones domésticas en el mes. En paralelo, también contribuyó el anuncio moderado de la Fed en EEUU, que por ahora mantendrá su política monetaria expansiva y todavía está lejos de subir las tasas.

Fuentes del mercado aseguraron que las bajas de este martes fueron naturales luego de jornadas con un notable aumento en el volumen de negocios y con abruptas alzas en un corto plazo.

Leonardo Chialva, analista de Delphos Investment, sostuvo en diálogo con Ámbito que en los últimos días "los activos argentinos se cortaron solos", a partir de dos grandes factores que los impulsaron: "el acuerdo técnico con el FMI, que estaría prácticamente listo y ahora solo resta el desenlace político" y "las ultimas encuestas electorales que pronostican un magro resultado para el oficialismo".

Más allá de la gran performance mensual, todavía persiste el escepticismo entre los inversores a la hora de apostar por activos argentinos, teniendo en cuenta, por ejemplo, que este segundo semestre va a ser más complicado en materia fiscal para el Gobierno.

"¿Dónde radican las dudas? En que el roll-over (98%) fue el más bajo desde junio de 2020 y la emisión no se detiene (vale destacar que los peores meses en términos fiscales son recién a partir de septiembre). Y en que el Banco Central cerró agosto con una compra (neta) anecdótica de u$s13 millones y tuvo el peor mes desde noviembre 2020", detallaron desde la sociedad de bolsa Portfolio Personal Inversiones (PPI)

El lunes se terminó de confirmar que el Ministerio de Economía no logró refinanciar toda la deuda en pesos que tenía en agosto, por lo cual cortó una racha de 13 meses consecutivos con "roll-over" superior al 100%. Cabe recordar que la cartera que conduce Martín Guzmán busca incrementar el peso del financiamiento vía mercado para reducir la dependencia de la emisión monetaria.

Bonos y Riesgo País

En cuanto a la renta fija, los bonos soberanos en dólares mostraron un comportamiento dispar este martes, con mayoría de subas entre los títulos bajo ley local y mayoría de caídas en el segmento bajo ley extranjera.

En el acumulado mensual los bonos exhibieron mayoría de ganancias, que llegaron hasta el 4,8% en el caso del Global 2035 (GD25) .

Si bien el riesgo país subió cuatro unidades esta rueda hasta los 1.513 puntos básicos, en el mes retrocedió casi 5% (78 unidades), llegando a alcanzar este lunes su nivel nivel más bajo desde el 18 de junio.

"Es real que faltan dos años de gestión, pase lo que pase en las elecciones. Los últimos, de la mano también de la pandemia, han sido años difíciles; y lo reflejan los bonos en dólares rindiendo arriba del 20% -y un 25% debajo de la reestructuración-. No obstante, del lado positivo, se destacó recientemente la reestructuración de la Provincia de Buenos Aires. Esa fue una buena noticia, ya que logró cerca del 93% de adhesión a su canje. Algo positivo para el Gobierno, que otorga algo de calma, incluso al tipo de cambio también.", remarcó Ariel Manito, Gerente Comercial de PPI.

Respecto de la deuda en pesos, que en esta rueda registró mayoría de pérdidas, Manito sostuvo que los traspiés en las licitaciones del Tesoro seguramente sean "algo temporal y que debería normalizarse después de las elecciones". "Ya quedó demostrado que el Gobierno tiene capacidad para obtener financiamiento, a pesar de todas las variables que habría que corregir, como el déficit fiscal y demás complicaciones. Por supuesto, todo tiene un límite, pero por ahora no es algo para preocuparse", acotó.

Dejá tu comentario