El S&P Merval anotó su sexto avance en fila, y bonos treparon hasta 5,3%

Finanzas

El S&P Merval subió un 1,4% a 39.133 unidades, recortando un avance intradiario mucho más importante, en medio de la caída de Wall Street. A la par, los bonos en dólares siguieron con su marcha alcista luego de que se extendiera hasta el 22 de mayo la fecha límite para llegar a un acuerdo con los bonistas.

El rally alcista de los activos argentinos se profundizó este martes, aunque con un repliegue hacia el final de la jornada, en medio de la expectativa de los inversores sobre una nueva contraoferta de reestructuración de canje de deuda de parte de los principales fondos, luego de que el Gobierno extendiera hasta el 22 de mayo el plazo de negociación con acreedores.

A contramano de Wall Street (el Nasdaq cortó una de 7 alzas al hilo), y de la mano del dólar CCL que marcó un nuevo récord, el índice S&P Merval de la Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) anotó su sexta suba en fila, al avanzar un 1,4% (-1% considerando al tipo de cambio implícito), a 39.133 unidades, luego de llegar a trepar en el inicio de la rueda hasta un 5,5%.

Más allá de la moderación de la suba en el cierre, "las acciones argentinas se vieron beneficiadas nuevamente por la extensión de la oferta de reestructuración ya que le puso un freno a la visión tan pesimista que tenían los inversores con respecto al país", comentó un analista.

La nota de la jornada la dio el volumen operado en acciones, que superó los $2.000 millones (más otros $1.000 millones largos en Cedears, el total negociado en renta variable llegó a $3.336 millones). Hubo una alta concentración de operaciones debido a que entre Galicia, YPF y BBVA representaron más del 31% del total transado.

En cuanto a la performance del día, sobresalieron las subas de Cresud (+9,9), Central Puerto (+6,2%), YPF (+5,9%), Grupo Financiero Valores (+4,4%), y Banco Macro (4,1%). Por el contrario, Ternium lideró las bajas (-5%).

En Wall Street, por su parte, las acciones argentinas terminaron sin una tendencia uniforme, con alzas en Cresud (+8,5%); Loma Negra (+7,3%); YPF (+3,9%); Banco Macro (+2,6%); y Central Puerto (+2,4%); y con bajas en Mercado Libre (-2,4%); Banco Supervielle (-2,4%); Tenaris (-2,3%); Ternium (-1,9%); y Edenor (-1,5%).

El Gobierno extendió el lunes la fecha límite para llegar a un acuerdo con bonistas internacionales hasta el 22 de mayo, luego de que, según lo trascendido, la aceptación girara en torno a apenas el 20% sobre el total de acreedores.

"Si bien se extendió el plazo de negociación hasta el 22 de mayo, el Gobierno tendrá que hacer mejoras sustanciales a la oferta original para alcanzar las mayorías necesarias", estimaron desde Mills Capital Markets.

"Por ahora hay una grieta entre lo que ofrece el Gobierno y lo que piden los acreedores. No mejorar la oferta es un argumento más político que económico, pues con una más realista se podría alcanzar acuerdo sin poner en riesgo la sustentabilidad, dado que el ahorro de intereses sería más que importante", estimó.

Mauro Mazza, jefe de Research de Bull Market Brokers, dijo que la expectativa del mercado es que haya una mejora en la oferta del gobierno tras recibir la contrapropuesta de los grandes fondos.

Según Maza, el acuerdo al que podría llegar el gobierno será inicialmente parcial, con alrededor de 50/55% de los acreedores. "La aceptación máxima podría alcanzar el 50/55% versus 12% actual, con una mejora económica sustancial, suba de cupones y capitalización durante el periodo de gracia. La negociación continuaría hasta el 22 de julio", pronosticó el especialista.

"En los títulos globales los bonistas negocian una mejora económica y en los emitidos en 2005 una mejor propuesta legal, además de la económica. El default parcial llevaría la negociación hasta el 22 de julio para los globales y a partir del 30 de junio (bonos discount) más 90 días para los ´indenture´ 2005", agregó.

La continuidad en las negociaciones y la espera de una oferta superadora a la anterior por parte de los fondos, pero que se encuentre dentro de los lineamientos del gobierno, mantienen expectantes a los inversores, que si bien saben que este tema no se solucionará tan rápido como ellos quisieran, la contraoferta es el primer paso para eso¨, comentó Joaquín Candia, analista de Rava.

Mientras tanto, este martes la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, volvió a apoyar la reestructuración que lleva adelante al Gobierno, al manifestar que la Argentina está tratando de "hacer lo correcto" con relación a la negociación de la deuda.

Bonos y riesgo país

Al igual que las acciones, los principales bonos argentinos en dólares fueron de mayor a menor, y lograron finalizar con subas de hasta un 5,3% (AY24) ante la expectativa de que Argentina evite un nuevo default.

Los títulos bajo ley extranjera como el A2E2, A2E7 y el DICY experimentaron aumentos de entre 4% y 5%.

Los bonos en pesos, por su lado, continuaron demandados, dejando subas de entre 1% y 2,5% en promedio tanto para el tramo CER como para los floaters.

Paralelamente, el riesgo país, medido por JP Morgan, cayó 3,4% hasta los 3.005 puntos básicos, la cifra más baja desde el 11 de marzo, cuando cerró en las 2.984 unidades.

Wall Street

En los mercados internacionales, Wall Street finalizó con bajas de hasta 2,1% tras una jornada centrada en la incertidumbre por la reapertura económica de Estados Unidos, las tensiones geopolíticas con China y la fuerte caída de los precios al consumo.

La Bolsa de Nueva York acusó recibo del testimonio ante los legisladores del principal epidemiólogo del Gobierno norteamericano, Anthony Fauci, quien dijo que el coronavirus no está "bajo control" y que la cifra de más de 80.000 muertes confirmadas hasta ahora en el país, epicentro de la pandemia, probablemente sea superior.

Asimismo, no fue bien recibido el movimiento de algunos senadores republicanos para someter a voto un proyecto de ley que imponga sanciones a las autoridades chinas por sus supuestos abusos contra la minoría uigur, que se produciría en medio de las críticas de Washington a Pekín por la gestión del coronavirus.

En este contexto, el Dow Jones culminó con un retroceso de 1,9%; el selectivo S&P500 perdió 2%; y el índice compuesto del mercado Nasdaq descendió 2,1%.

A nivel regional, la bolsa de San Pablo perdió 1,5%, arrastrada por la crisis política generada a partir de la investigación abierta contra el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, por una supuesta "injerencia" política en la Policía Federal.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario