S&P Merval subió por tercera rueda al hilo, pero bonos en dólares no paran de caer

Finanzas

El índice líder S&P Merval de BYMA ganó un leve 0,6%, a 78.427,93 unidades, tras iniciar la jornada en baja. En renta fija, los bonos nominados en dólares volvieron a caer, sin un piso a la vista, y perdieron hasta 1,7%, por lo que el Riesgo País argentino rebotó 0,5% hasta los 1.625 puntos básicos.

El mercado financiero local operó con marcada disparidad este miércoles, en un contexto de apatía inversora, con la atención de los agentes económicos en las conversaciones del Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para reestructurar deuda por unos 45.000 millones de dólares.

Tras un inicio bajista, el índice líder S&P Merval de Bolsas y Mercados (BYMA) ganó un 0,6%, a 78.427,93 unidades, por lo que anotó su tercera (leve) suba en forma consecutiva.

Las acciones que lideraron los avances del día fueron: la siderúrgica Ternium (+3,4%); la generadora de energía Central Puerto (+2,4%); y la transportadora de electricidad Transener (+1,9%). En cambio, encabezaron las bajas de la sesión el laboratorio Richmond, la operadora de TV Cablevisión, y la agropecuaria Cresud, que cedieron hasta 2,1%.

El volumen operado en acciones cayó 19% hasta los $933,4 millones, representando apenas el 24,3% del total negociado en renta variable (los Cedears registraron un volumen de $2.912 millones).

En Wall Street, por su parte, los ADRs de empresas argentinas cerraron la jornada sin una tendencia definida. El podio de los incrementos más relevantes lo integraron los unicornios MercadoLibre (+3,9%); y Globant (+3,7%); y la cementera Loma Negra (+1,6%). Por el contrario, los mayores retrocesos fueron protagonizados por Cresud (-3,3%); Corporación América (-2,8%); y Supervielle (-1,3%).

La jefa del FMI, Kristalina Georgieva se reunió el martes con el ministro de Economía, Martin Guzmán, y ambos acordaron continuar el trabajo para desarrollar un programa crediticio creíble, sin dar más detalles. Mientras tanto, el G20 pidió este miércoles revisión de la tasa de sobrecargos que Argentina solicita sea reducida en sus conversaciones con el FMI, una solicitud ya hecha pública por el G24.

"El mercado es reflejo de la incertidumbre, no solo por las elecciones de noviembre, sino que pesa la lentitud con la que se avanza ante el FMI y las restricciones cambiarias, que solo le permiten al Banco Central (BCRA) recuperar algo de reservas", explicó un analista bancario. Este miércoles, la autoridad monetaria compró unos u$s120 millones, y acumuló en 4 días un saldo positivo de casi u$s400 millones, ayudado por las últimas restricciones cambiarias.

Luego de tres bajas consecutivas, el S&P500 rebotó 0,3% en Wall Street luego de conocerse el dato de inflación de septiembre que arrojó un 0,4% (5,4% a/a) versus 0,3% esperado por el consenso del mercado, mientras la inflación “core” fue de 0,2% (4% a/a) en línea con las expectativas.

Por otro lado, las minutas de la última reunión de la Fed reflejaron la postura de los miembros del comité de comenzar el retiro de estímulos a mediados de noviembre, lo que duraría hasta mediados del año entrante.

Bonos y Riesgo País

En el segmento de renta fija, los bonos nominados en dólares volvieron a caer, sin un piso a la vista, y perdieron hasta 1,7%, a pesar de un buen clima en el mercado de deuda emergente.

Los retrocesos más salientes del día los anotaron el Global 2035 (-1,7%); el Bonar 2029 (-1,7%); y el Global 2030 (-1,6%).

En consecuencia, el Riesgo País argentino rebotó 0,5% hasta los 1.625 puntos básicos, cerca de su mayor nivel en siete meses (1.631 puntos, anotados a fines de septiembre).

En el mercado, contabilizan al menos cuatro causas que explican el mal momento de los títulos nominados en dólares. "Cuando observamos los precios de los soberanos no vemos otra cosa que el castigo por i) la incertidumbre de corto plazo, tanto política como económica; ii) la incertidumbre sobre la trayectoria de las reservas netas ligado a las negociaciones con FMI; iii) el deterioro sobre las variables macroeconómicas y financieras; y iv) las regulaciones impuestas en el mercado secundario con el fin de reducir la presión sobre los tipos de cambio financieros", analizan en Delphos Investment.

Entre los bonos en pesos, por su parte, los ajustables por CER protagonizaron una rueda más débil en comparación a las anteriores, y el tramo corto y medio de la curva cedió hasta -0,2%, mientras que los rojos fueron ligeramente mayores en la parte más larga, a la espera de que se conozca este jueves el dato de inflación de septiembre. Las consultoras privadas marcan una aceleración durante el mes anterior (entre 3/3,3%).

Por último, la deuda dólar linked se negoció ofrecida en el tramo corto (T2V1, TV22) y tomadora en el tramo largo (T2V2, TV23), en un día de pocos negocios en general.

Finalmente, este jueves habrá una nueva licitación del Tesoro, en la que buscará captar $20.000 millones, entre la debutante Lelite a 21 días, las Ledes (S31E2, S28F2), una Lecer (X30J2) y el bono Badlar TB23.

Dejá tu comentario