Mercados mundiales en suba ante alivio del temor a la "estanflación"

Finanzas

Los futuros de Wall Street también mejoran, con un alza del 0,5% de los del S&P 500, tras las oscilaciones del miércoles alimentadas por esperanzas de que congresistas demócratas y republicanos lleguen a un acuerdo para impedir el default.

Wall Street vuelve a subir el jueves ante una mayor expectativa en que Washington pueda resolver sus pugnas por el techo de deuda y un descenso global en los precios de la energía que amortigua los temores de "estanflación".

Los mercados de acciones europeos escapan de mínimos de dos meses y medio, ya que el crudo y el gas ofrecen un respiro tras el inesperado desplome del 4% en la producción industrial alemana, que destacó el riesgo de la "estanflación": inflación disparada y crecimiento leve.

El índice paneuropeo STOXX 600 gana un 1,1%, en una jornada de amplias compras que buscaba revertir las pérdidas semanales. Mineras, servicios públicos y automotrices avanzan. Los costos del endeudamiento en el mercado de bonos también se calmaban tras un fuerte alza de la víspera que llevó los rendimientos gubernamentales referenciales de la región a su cota más elevada desde junio.

"Creemos que el reciente retroceso (en las acciones mundiales) es una oportunidad para comprar a la baja en activos cíclicos, que incluyen a todas las acciones", dijeron analistas de JP Morgan, aunque los papeles tecnológicos siguen siendo costosos.

"No creemos que el precio actual de la energía tenga un impacto negativo significativo en la economía (…) Aunque el crudo llegue a u$s130 o u$s150, los mercados de acciones y la economía podrían funcionar bien", indicaron, recordando el caso de 2010-15, cuando el petróleo promedió más de u$s100 el barril y los mercados tuvieron un buen desempeño.

Los precios del crudo bajaban en torno a un 1% y los del gas perdían más de un 3%, ayudando a los futuros del gas europeo a caer desde máximos de récord. Los precios del gas se han multiplicado por más de cinco desde el comienzo del año, y el fuerte incremento de las últimas semanas ha atraído la atención de políticos de todo el mundo.

Los futuros de Wall Street también mejoraban, con un alza del 0,5% de los del S&P 500, tras las oscilaciones del miércoles alimentadas por esperanzas de que congresistas demócratas y republicanos lleguen a un acuerdo para impedir un impago de la deuda gubernamental.

El índice más amplio de MSCI de acciones de Asia-Pacífico excluyendo Japón trepó un 1,8%, su avance diario más brioso desde agosto.

Hong Kong lideró las ganancias asiáticas, con un rebote del 3% desde un mínimo de un año. El Kospi surcoreano subió un 1,8%, los papeles australianos avanzaron un 0,51% y el Nikkei japonés mejoró un 0,5%, poniendo fin a ocho días de caídas.

El próximo foco de atención de los mercados globales será el reporte de nóminas no agrícolas de Estados Unidos el viernes, donde los inversores anticipan que una cifra razonable implicará que la Reserva Federal decidirá en su reunión de noviembre empezar a reducir su masivo programa de estímulo.

El dólar operaba estable, no muy lejos de máximos de 12 meses tocados el mes pasado frente a una cesta de seis destacadas monedas y aferrándose a su cota más elevada en 14 meses frente al euro.

El rendimiento de los bonos referenciales a 10 años del Tesoro operaba al 1,53%, alejándose del máximo de tres meses y medio tocado el miércoles al 1,57%. Los Bunds alemanes rondaban un retorno aún negativo del -0,19% y el oro cedía un 0,2%, a u$s1.759,89 la onza.

Temas

Dejá tu comentario