Economía

FMI elogió la marcha del plan, pero advirtió por la inercia inflacionaria

Si bien el organismo dio luz verde a un nuevo desembolso, el Directorio señaló que la escalada de precios resulta "difícil de quebrar". Elogios al "recalibramiento" de la política monetaria y advertencia por el impacto de la recesión.

La reunión del Directorio del FMI comenzó pasado el mediodía de este viernes y se prolongó por una hora y media. Si bien no se dieron detalles de lo conversado, el resultado para la Argentina fue satisfactorio ya que se aprobó el tercer desembolso de u$s 10.800 millones.

Se trata de fondos que el Gobierno espera con ansias luego de otra jornada en la que el dólar volvió a subir a diferencia de lo ocurrido con las otras monedas en los países emergentes.

El Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) dio luz verde al desembolso luego de analizar los datos correspondientes a la tercera revisión de la evolución económica de Argentina en el marco del Acuerdo Stand-By.

Con este giro de aproximadamente, u$s 10.800 millones se elevan las compras totales desde junio de 2018 a DEG 28.013,71 millones unos u$s 38.900 millones.

Al término de la reunión, la Directora Gerente y Presidenta del Directorio Ejecutivo Christine Lagarde sostuvo que “las políticas de las autoridades que sustentan el acuerdo respaldado por el FMI están dando fruto”.

En ese contexto, la titular del organismo señaló: “El elevado déficit fiscal y en cuenta corriente —dos grandes vulnerabilidades que condujeron a la crisis financiera el año pasado— está disminuyendo. La actividad económica se contrajo en 2018, pero hay indicios de que la recesión ha tocado fondo, y se espera una recuperación gradual en los próximos trimestres”.

Las políticas de las autoridades que sustentan el acuerdo respaldado por el FMI están dando fruto" (Christine Lagarde)

Estos elogios, sin embargo no impidieron que Lagarde remarcara que la inflación “sigue siendo elevada” y que “las expectativas inflacionarias están aumentando y la inercia inflacionaria resulta difícil de quebrar”.

Asimismo, la titular del organismo multilateral indicó que las autoridades locales están dando “muestras de su determinación de asegurar que la relación deuda pública/PIB se encuentre en una trayectoria sostenible, reduciendo el déficit primario de 2018 por debajo de la meta fijada en el programa”.

Pero, siempre hay un pero, “a la luz de un nivel inferior al esperado del ingreso tributario en el primer semestre del año, será crítico actuar continuamente con prudencia en la ejecución de los planes de gasto y tomar otras medidas para incrementar los ingresos fiscales a fin que la posición fiscal de 2019 llegue al balance primario”. Es decir o el gobierno ajusta más los gastos o deberá incrementar ingresos. Esto lo enfatiza indicando que “Es necesario redoblar los esfuerzos por mejorar el marco fiscal a mediano plazo y la gestión de deuda”.

Recalibrando

El FMI admite que luego de unos meses de relativa estabilidad, “la volatilidad financiera ha repuntado en las últimas semanas, dado que las condiciones financieras mundiales se han tornado menos favorables y los resultados en términos de la inflación han decepcionado”.

En este sentido rescata que el Banco Central reaccionó “recalibrando la política monetaria, manteniendo el crecimiento cero de la base monetaria hasta finales del año”. También rescata que se haya enviado al Parlamento una nueva carta orgánica del BCRA ya que, su juicio, de ser aprobada como ley, afianzará la credibilidad de la política monetaria.

Aunque no menciona explícitamente el aumento de la pobreza indica que “proteger a los más vulnerables del impacto de la recesión y de la elevada inflación sigue siendo una prioridad crítica”. Indica que el gobierno tomó medidas “para mejorar la cobertura de la red de protección social y proporcionar más recursos a los pobres”.

Pero advierte que es necesario “un trabajo continuo para abordar las brechas restantes en la cobertura de la red de protección social y para mejorar la eficacia de los programas sociales en la lucha contra la pobreza”.

En otro orden evalúa que “las condiciones de mercado favorables le han permitido al gobierno refinanciar integralmente la deuda que vencerá durante los próximos meses”. A su juicio, la tasa de interés pagada por esa deuda ha disminuido y las autoridades están redoblando los esfuerzos por prorrogar los vencimientos de la deuda recién emitida”.

Señala que las autoridades también están implementando políticas para desarrollar los mercados de deuda en moneda nacional. Finalmente hace una referencia a la necesidad de efectuar reformas “del lado de la oferta” ya que las considera “esenciales para lograr un crecimiento vigoroso, sostenible y equitativo y para mejorar los niveles de vida de la población argentina”.

En este sentido, insiste en priorizar “esfuerzos adicionales por crear un sistema tributario menos distorsionador, promover una mayor competencia en los mercados internos de productos, eliminar las barreras al comercio internacional y a la inversión extranjera, afianzar la gobernabilidad, hacer frente a la corrupción” ah y de paso “promover la equidad de género”.

Finalmente asevera que “el éxito de los planes de políticas de las autoridades depende de una implementación continua y resuelta” pero estima necesario contar con “la construcción de un apoyo amplio a favor de políticas que mitiguen las vulnerabilidades económicas, incrementen el potencial de crecimiento de Argentina y promuevan la confianza del mercado.”

Cabe recordar que la misión técnica que preside el economista italiano Roberto Cardarelli estuvo en Buenos Aires recaba información no solo con las autoridades oficiales sino también con miembros de la oposición y representantes sindicales y empresarios.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario