Se dispara un 20% el precio del gas en Europa por una fuerte decisión de Alemania

Los futuros al mes de diciembre en el Dutch TTF, principal hub de comercio virtual del continente, treparon los 95 euros por MWh, una suba del 18%. En el Reino Unido, los contratos para el mismo mes en el hub NBP treparon un 17%. La escalada continúa en la jornada de hoy, con precios que ya superan los 100 euros/MWh, un aumento del 25% en 24hs.

La decisión del regulador energético de Alemania de suspender temporalmente la concesión de licencias para el gasoducto Nord Stream 2 ocasionó que los futuros en el mercado europeo del gas reaccionaran al alza frente a la perspectiva de que Europa no pueda contar con el gasoducto el próximo invierno.

La Agencia Federal de Redes (BNetzA) determinó que la empresa operadora del tramo alemán del nuevo gasoducto que transportará gas desde Rusia debe cumplir con ciertos requisitos para obtener la certificación. "Espero que la puesta en marcha de Nord Stream 2 se retrase hasta marzo de 2022", dijo el miércoles una fuente gubernamental. La fuente citó la necesidad de que la rusa Gazprom cree una sociedad de responsabilidad limitada de acuerdo con la legislación alemana, y añadió que Gazprom había señalado que empezaría a hacerlo.

La noticia provocó alzas del precio del gas mientras los responsables políticos de las capitales del continente europeo y de Estados Unidos evalúan las implicaciones. El anuncio del regulador alemán generó una nueva escalada en los precios del gas. Los futuros al mes de diciembre en el Dutch TTF, principal hub de comercio virtual del continente, treparon los 95 euros por MWh, una suba del 18%. En el Reino Unido, los contratos para el mismo mes en el hub NBP treparon un 17%. La escalada continúa en la jornada de hoy, con precios que ya superan los 100 euros/MWh, un aumento del 25% en 24 horas. Estos precios representan más de u$s30 por MMBTU.

Las fuertes alzas llegan luego de algunas semanas de relativa tranquilidad en los precios debido a la llegada de más gas desde Rusia. Gazprom anunció la semana pasada que comenzó a inyectar gas en cinco almacenes subterráneos europeos. De todas formas, persisten las dudas en Europa por la provisión de gas durante el invierno debido a los bajos niveles de gas en almacén de cara al invierno.

La construcción de Nord Stream 2, que tiene capacidad para suministrar 55.000 millones de metros cúbicos de gas a Europa cada año a través de 2.460 kilómetros de tuberías, terminó en septiembre después de muchos avatares por las sanciones que el Gobierno de Estados Unidos —que también quiere colocar en el mercado europeo su propio gas— impuso a las empresas participantes. En verano Estados Unidos y Alemania acordaron poner fin a la disputa y se comprometieron a aplicar sanciones a Moscú si usaba el Nord Stream 2 contra Ucrania. Hace tres semanas se daba por hecho que la autorización era inminente. El Ministerio de Economía certificó oficialmente que el proyecto “no pone en peligro la seguridad del suministro de gas a Alemania y la Unión Europea”.

Dejá tu comentario