Allanaron depósitos de "manteros" en el microcentro

Información General

Unos cuatro allanamientos fueron realizados por efectivos de Gendarmería Nacional y Prefectura Naval en inmuebles del microcentro porteño que eran utilizados como depósitos de mercadería que era comercializada en forma ilegal por vendedores ambulantes, más conocidos como "manteros".

Uno de los depósitos allanados se encontraba en un hotel situado e Perú, entre Yrigoyen y Diagonal Sur, en una de las cuadras peatonales donde abundan los "manteros", vendedores ambulantes que utilizan esa modalidad. Se secuestraron bufandas, gorros, fundas de celulares, entre otros elementos, informaron fuentes judiciales, a raíz de los operativos ordenados por la fiscal Daniela Dupuy.

En un primer momento, la llegada de los efectivos de la zona causó revuelo entre los vendedores, hasta que se puso de manifiesto que el operativo no comprendía la mercadería que se encontraba en los puestos callejeros, sino la que era guardada en depósitos.

En la causa se investiga una supuesta organización que manejaba a "manteros" que venden varios elementos de escaso valor en la vía pública en forma ilegal. Según las fuentes, unos 100 efectivos de la policía judicial, Gendarmería y Prefectura, allanaron dos depósitos (uno ubicado en Chacabuco al 600 y el otro en Viamonte entre Maipú y Florida), así como dos hoteles (uno en Tucumán 730 y el otro en Perú 161).

En los operativos se secuestraron ropas de todo tipo, tales como bufandas, guantes, gorros de lana, y también baratijas como fundas de celulares y bijouterie. Hasta el momento no hay detenidos en la causa que está a cargo de la jueza contravencional María Fernanda Botana, pero las fuentes adelantaron que sí hay en la mira unas seis personas que integrarían la organización, entre ellos uno de ciudadanía peruana.

Por orden de la fiscal Dupuy, ahora la mercadería secuestrada será inventariada y se tratará de establecer su valor económico.

En la causa se investiga la supuesta violación al artículo 83 del Código Contravencional de la Ciudad castiga a "quien organiza actividades lucrativas no autorizadas en el espacio público, en volúmenes y modalidades similares a las del comercio establecido" con multa de 5.000 a 30.000 pesos.

Asimismo, de la investigación podría surgir una eventual violación a la Ley de Marcas, y posiblemente una violación al código Aduanero por la forma en que habría ingresado la mercadería al país.

Dejá tu comentario