Balance positivo para el primer mes de clases presenciales en la Ciudad

Información General

Hubo apenas 0,17% contagios y casi 500 burbujas aisladas, de un total de 45.000. Evalúan cambios en los protocolos vigentes.

El Gobierno porteño informó que en el primer mes de clases presenciales los casos positivos de Covid-19 alcanzaron a solo 0,17% de las personas que asisten a las escuelas, con casi 500 burbujas pinchadas, y anunció que evalúa flexibilizar los protocolos sanitarios vigentes.

Según las cifras del Ministerio de Educación porteño, unas 700.518 personas regresaron a clases desde el reinicio del ciclo lectivo en las aulas, con un 89% de presentismo de estudiantes en 45.056 burbujas.

“Los casos de Covid-19 confirmados acumulados en un mes (1.215) representan sólo el 0,17% del total de personas que asisten a las escuelas”, sostuvieron, y aclararon que ese número también incluye a los casos detectados en los centros de testeo. Del total de positivos, el 60% detectados fueron docentes y el resto alumnos.

En tanto, la cantidad acumulada de burbujas que resultó necesario aislar preventivamente en un mes de clases presenciales trepó a 494, lo que representa el 1,09% de la más de 45.000 totales. “De estos casos que se aislaron preventivamente por contacto dentro de la misma burbuja se positivizaron luego solo el 0,017%”, remarcaron desde Educación.

pag14-Vuelta a clases 17FEB ignacio petunchi 02.JPG

“Sabemos que las familias están haciendo un esfuerzo grande y que la organización no está siendo una tarea sencilla. Por eso seguimos trabajando para ofrecer mejoras constantes sin relajar los cuidados”, afirmaron fuentes oficiales.

En este marco, desde el Gobierno porteño no descartan modificaciones a los protocolos vigentes, para “poder adaptarlos a distintas situaciones o escenarios”. En base a estas cifras, el Ministerio de Educación de Soledad Acuña evalúa modificar “algunos aspectos” del protocolo que permitirán recuperar “más instancias de normalidad y bienestar” dentro de las escuelas.

Entre los cambios posibles a aplicar, se analiza:

  • Habilitar los comedores en escuelas, para que se pueda utilizar la cocina y los estudiantes puedan almorzar comida caliente al aire libre o en espacios ventilados.

  • Permitir que los estudiantes puedan quitarse el tapaboca en espacios al aire libre y por períodos cortos de tiempo.

  • Repensar el escalonamiento de los ingresos y egresos a las escuelas, para facilitar la tarea de aquellas familias con más de un hijo en edad escolar, y que los alumnos ganen más tiempo efectivo en la escuela.

"Este primer mes fue muy emocionante y desafiante para todos. Después de mucho tiempo con clases remotas, los chicos y chicas pudieron volver a sus aulas. Esto generó un impacto muy positivo tanto en lo social como en los aprendizajes. Además, los datos relevados nos confirman que las escuelas no son foco de contagio”, consideró Acuña.

Y agregó que las decisiones se toman en base a la evidencia a nivel mundial y local y apoyándonos en la opinión objetiva de los especialistas. “Por eso, vamos a seguir en esta dirección para ir ganando espacios de presencialidad, siempre que la situación epidemiológica nos lo permita", concluyó.

Dejá tu comentario